Colombia: El 2019 cerró con buenas cifras en gas natural

La Asociación Colombiana de Gas Natural informó los resultados en cuanto a producción, transporte y uso del gas natural en 2019. La información tiene como fuente las empresas afiliadas a Naturgas y entidades de Gobierno nacional.

18 de febrero de 2020.   El año pasado fue un buen año para el gas natural en Colombia. Así lo reflejan las cifras de balance que dio a conocer Naturgas. En efecto, 2019 cerró con cerca de 9,9 millones de conexiones, entre hogares, comercios e industrias; así como un acumulado de 600.000 carros convertidos, 110 taxis con motores dedicados al combustible gaseoso y cerca de 1.500 vehículos pesados, entre buses, camiones y tractocamiones.

“El gas natural es el combustible que, junto a las energías renovables, crecerá en el mundo notablemente en los próximos años por sus atributos ambientales, su disponibilidad y eficiencia. En Colombia está ocurriendo lo mismo: cada vez son más los usuarios en hogares, movilidad, industria y comercios que deciden pasarse a este energético limpio”, dijo Orlando Cabrales Segovia, presidente de Naturgas.

Y agregó que “el transporte público y privado se ha pasado al gas natural vehicular, por sus beneficios económicos, ofreciendo ahorros alrededor del 50% con relación a la gasolina y del 35% frente al diésel.”

Pese a la gran penetración del combustible gaseoso, aún hay cerca de 5 millones de colombianos que cocinan con leña y con carbón, para lo cual se dispone del Fondo Especial Cuota Fomento que cofinancia proyectos dirigidos al desarrollo de infraestructura para el uso de gas natural en los municipios y el sector rural.

La industria del gas natural ha identificado 12 proyectos en 363 municipios que podrían llevarles gas natural a más de 366 mil familias, a través de la construcción de las redes de conexión. Esta inversión tendría un costo de $200 mil millones.

Transporte e infraestructura

En cuanto a transporte, la Transportadora de Gas Internacional (TGI) desarrolló en 2019 la expansión de Cusiana Fase IV, que entregó los primeros 22,5 kilómetros de un total de 38,5 kilómetros. Además, logró la terminación mecánica del proyecto bidireccionalidad Ballena-Barrancabermeja, con el objeto de llevar gas natural desde el interior al norte del país.

En el caso de Promigas, las inversiones más destacadas para 2019 contemplaron la primera fase de la ampliación de la capacidad de transporte en 100 millones de pies cúbicos diarios (Mpcd) con la entrada en operación del gasoducto Jobo-Cartagena.

Con una inversión cercana a los $765.000 millones, el proyecto de 100 Mpcd, cuya primera fase entró en operación el año pasado, inicia en Jobo (Córdoba), pasa por Sincelejo (Sucre), llega a Cartagena (Bolívar) y finalizará en Barranquilla (Atlántico).

Producción y abastecimiento

Por un lado de la producción, con corte al tercer trimestre de 2019, por parte de Ecopetrol fue de 582 Mpcd. El Grupo tiene un plan de inversiones de entre US$4.500 millones y US$5.500 millones para este año, que incluye el crecimiento del segmento de exploración y producción en gas natural.

La empresa colombiana tiene previsto continuar la evaluación y desarrollo de los descubrimientos gasíferos costa afuera realizados en el Caribe colombiano, con inversiones por un valor total de US$76 millones. Además, Hocol le sigue apuntando a ser un jugador importante de gas natural con nuevos proyectos de exploración y producción.

Ecopetrol y Shell también anunciaron que esta segunda compañía adquirió el 50% de participación en los bloques Fuerte Sur, Purple Angel y COL-5, localizados en aguas profundas del Caribe colombiano. Ambas empresas perforarían un pozo delimitador en el área a finales de 2021.

Adicionalmente, Shell, junto a Noble Energy, anunció una alianza para explorar y producir los bloques off shore COL-3 y GUA OFF-3. Para lo cual se estima una inversión de US $100 millones.

Por su parte, Canacol reportó que su producción el año pasado fue de 146 Mpcd, y anunció un plan de inversiones para 2020 de US$114 millones, de los cuales más de US$70 millones estarán destinados a la perforación de pozos de exploración, avanzada y desarrollo de sísmica 3D. Mientras que Frontera Energy logró una producción de 6.2 Mpcd el año pasado y tendrá una inversión considerable de la cual el 90% será en Colombia, donde se incluyen recursos para proyectos gasíferos.

A %d blogueros les gusta esto: