Obstáculos en once proyectos tienen atrapados 735 MPCD adicionales de gas

La ACP dice que Colombia tiene gas natural suficiente en el subsuelo, pero diferentes obstáculos impiden su desarrollo. La situación preocupa, pues desde 2011 las reservas probadas han caído un 46%.

30 de junio de 2021.    Once proyectos con un potencial de producción de 735 millones de pies cúbicos diarios (MPCD), el 75% del consumo actual, están varados por cuatro tipos de contingencias, señala el más reciente Informe Económico elaborado por la Asociación Colombiana del Petróleo y Gas (ACP).

De acuerdo con el estudio, hay cuatro tipos de contingencias que tienen atrapado el gas natural y que impiden que llegue a los usuarios. El primer obstáculo señalado es el de infraestructura y afecta a cuatro proyectos con un potencial de 250 MPCD, especialmente en la costa Caribe.

Con relación a la infraestructura, Francisco José Lloreda, presidente de la ACP, señala que se requiere conectar los campos de Córdoba y Sucre al sistema nacional de transporte o la construcción del gasoducto Jobo-Antioquia.

El otro obstáculo es la falta de conexión de los dos mercados de gas del país, el de la Costa y el Interior, para lo cual solo se requiere conectar los gasoductos de Promigas y TGI en Ballena, que los separan menos de 50 metros, un proyecto que espera desde 2017 y hasta la fecha no se ha realizado.

Otros cuatro proyectos están paralizados por temas de comunidades, con un potencial de 250 MPCD, ubicados especialmente en el piedemonte llanero.

La tercera contingencia señalada por el informe está relacionada con el proyecto offshore de Orca, con un potencial de 150 MPCD, pero que está pendiente de decisión de inversión por parte de Ecopetrol.

La cuarta contingencia está relacionada con el éxito exploratorio, que afecta a dos proyectos con una capacidad de 85 MPCD.

La ruta de la autosuficiencia

De acuerdo con la ACP, para que el gobierno garantice la autosuficiencia de gas natural con producción nacional, se debe seguir una ruta para remover los obstáculos mencionados.

La primera medida consiste en facilitar la exploración y producción de nuevos campos, para lo cual se pide celeridad en las licencias ambientales y trabajar en conjunto con el gobierno y las comunidades.  

Otra vía de solución es generar tarifas competitivas para los gasoductos, pues la regulación lleva diez años que no se actualiza, generando un discusión estructural sobre los costos de transporte. Sobre este tema la CREG sacó a comentarios la nueva estructura tarifaria, que según la ACP va en la dirección correcta.

Tal vez una de las soluciones más sencillas y más inmediatas es la conexión de los dos sistemas de transporte, pero resulta absurdo que desde 2017 no se haya hecho la conexión de menso de 50 metros entre los dos gasoductos troncales.

Otra vía de solución que señala el informe es flexibilizar la comercialización de gas, pues la regulación actual genera distorsiones y deja gas atrapado en los campos, para lo cual se requiere que la GREG expida la nueva regulación de comercialización.

Acerca de los campos offshore, la solución planteada por la ACP es darle agilidad a la regulación de comercialización de estos campos.

Finalmente, la ACP recomienda evitar asimetrías en la competencia con el gas importado, para darle prioridad al gas nacional y se genere así la anhelada autosuficiencia.

A %d blogueros les gusta esto: