Colombia: El GNL también podría suplir las necesidades del sector industrial

En los últimos 4 años, Calamarí LNG ha importado 1,7 millones de m3 de GNL, de los cuales se ha regasificado el 82% para generar 1.825 MW de energía. La compañía explora la posibilidad de atender al sector industrial como mercado complementario al térmico en el mediano y largo plazo.

3 de diciembre de 2021.  En el marco de la transición energética que viene adelantando Colombia, el gas natural licuado (GNL) se ha convertido en el combustible de respaldo clave para el sector térmico, pero ante el escenario actual de disminución de las reservas de gas, podrá ser requerido para suplir las necesidades de suministro en las operaciones de otros sectores como el industrial.

El GNL es importado y comercializado en el país por Calamarí LNG, empresa encargada de comprar en el mercado internacional GNL para que los generadores térmicos Tebsa, Termocandelaria y Prime Termoflores tengan oportunamente el combustible para atender los requerimientos de despacho que reciben y respaldar sus obligaciones de energía en firme, particularmente en momentos de hidrología crítica como el fenómeno de El Niño e inclusive para poder respaldar el mercado en coyunturas de escasez de gas natural nacional.

El hidrocarburo importado es posteriormente regasificado en la terminal portuaria de SPEC LNG en Cartagena, para su entrega final a las termoeléctricas que atienden necesidades de generación  de energía.

Con su gestión desde 2017, la comercializadora ha logrado ya posicionar a Colombia en el mercado internacional como un referente para la importación y comercialización del GNL con miras a una dinamización del mercado nacional.

“Venimos explorando en conjunto con SPEC LNG, nuestro aliado de infraestructura, posibilidades a futuro para atender un mercado complementario al térmico en el mediano y largo plazo, tal como el industrial”, afirmó Alfredo Chamat, gerente general de Calamarí LNG.

La experiencia comercial con el sector térmico le ha permitido a Calamarí LNG construir un amplio portafolio de proveedores de GNL, ubicados principalmente en Trinidad & Tobago y Estados Unidos, países con amplia oferta del combustible, incluyendo a las empresas más grandes del mercado.

Ello ha permitido comprar mediante subastas abiertas cargamentos de GNL en tiempo récord, a precios competitivos y sobre todo oportunamente, para suplir requerimientos de generación térmica en los momentos de escasez de producción de energía hídrica, tal como sucedió en 2018 para respaldar la generación y suministro de energía en la costa Atlántica, luego de las afectaciones sufridas en dos de las tres líneas de interconexión que comunican a esa zona con el centro del país.

“Con este aprendizaje comercial adquirido en mercados internacionales para los generadores térmicos se podrían suplir también las necesidades de abastecimiento de gas del sector industrial, de acuerdo con las directrices del gobierno nacional y el marco regulatorio”, agregó Chamat.

En los últimos 4 años, Calamarí LNG ha importado 1,7 millones de m3 de GNL, de los cuales se han regasificado 1,4 millones de m3, que corresponden al 82%, y se han usado para generar 1.825 MW de energía.

“Los beneficios son evidentes, puesto que se ha logrado el objetivo de viabilizar la importación de GNL con destino a Termocandelaria, Prime Termoflores y Tebsa para generar energía con GNL en lugar de combustibles líquidos, lo que ha permitido que los colombianos hayan ahorrado más de 1.000 millones de dólares en los costos de la electricidad en los últimos 4 años”, concluyó el directivo.

A %d blogueros les gusta esto: