Campetrol dice que es necesario mantener los contratos de exploración

El gremio hizo el llamado al Gobierno, frente a la disminución en el nivel de reservas de gas y el mantenimiento en las de crudo en 2022, donde se reflejó la caída en las incorporaciones de ambos hidrocarburos.

La Cámara Colombiana de Bienes y Servicios de Petróleo, Gas y Energía (Campetrol) señaló que “es necesario concretar políticas de desarrollo de nuevos contratos de exploración y producción, paralelas a un incremento de los esfuerzos por buscar viabilizar los contratos actuales, en pro de incrementar las reservas que permitan mantener la operación de un sector que, por más de 100 años, ha contribuido al crecimiento y al desarrollo de la economía colombiana.” 

La declaración la hizo el gremio despues de conocerse el más reciente Informe de Reservas y Recursos de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) con corte a diciembre de 2022, en la cual la relación Reservas Probadas / Producción (R/P) fue de 7,5 años en petróleo y de 7,2 años en gas. 

En ambos casos hubo una disminución respecto a las cifras de 2021, de 7,6 años de petróleo y 8,0 años de gas (-0,5% y -10,0%, respectivamente), donde se evidencia la pérdida de cerca de un año en la autosuficiencia en gas. Con este escenario, el país tiene autosuficiencia en ambos hidrocarburos hasta el 2029.

Las reservas probadas de petróleo (1P) llegaron a los 2.074 millones de barriles (Mbl), un 1,7% superior a los 2.039 Mbl reportados en 2021 (en 2021 la variación fue del 12,3%), lo cual representó un incremento de 35 millones de barriles (en 2021 el incremento fue de 223 millones de barriles).

Este nivel de reservas de petróleo es la cifra más alta de los últimos años, desde los 2.308 Mbl reportados de 2014, aunque hay que señalar que las reservas son una estimación económica. En 2022 el precio promedio del barril Brent estuvo en 100,9 dólares y para este año se estima en 70,9 dólares el barril.

Reservas de gas natural

En cuanto a las reservas probadas de gas natural (1P) estas llegaron a los 2.817 Giga pies cúbicos (Gpc), un 11,0% inferior a los 3.164 Gpc reportados en 2021 (en 2021 la variación fue del 7%), lo cual representó una disminución de 347 Giga pies cúbicos (en 2021 el incremento fue de 215 Gpc). Este nivel de reservas de gas es la cifra más baja desde 2007.

La incorporación total anual de gas alcanzó en 2022 los 45 Gpc, una caída del -92,6% respecto al 2021, donde se incorporaron 610 Gpc, resultando así en una incorporación del 7,4% de la lograda el año anterior. En 2022  se logró reponer el 11,5% de lo consumido, mientras en 2021 se repuso un 54,4% más de lo consumido (154,4%).

Las nuevas incorporaciones de gas alcanzaron los 36 Gpc en 2022, lo cual representó una caída de 44 Gpc (-55%) respecto a las nuevas incorporaciones de 2021, que alcanzaron los 80 Gpc. La cifra mantiene la tendencia de los últimos cinco años, con un promedio de 33,6 Gpc.

Con base en el informe presentado por la ANH, Campetrol hace un llamado al Gobierno Nacional para que tome decisiones que logren asegurar la autosuficiencia energética y fiscal más allá del 2029. 

“Colombia es un país que requiere de un mayor crecimiento económico, superior al 5% sostenido anual para sacar definitivamente de la pobreza monetaria al 39,3% de la población, ello conllevará a un incremento en el consumo de energía. Esto solamente se logrará con una economía fuerte, con todos sus sectores creciendo a su potencial, entre ellos el de hidrocarburos, el cual, en promedio anual entre 2012 y 2022 representó el 42% del total de exportaciones, el 22% de la IED, el 9% de los ingresos del Gobierno Nacional Central, el 5,3% del PIB y el 80% de la generación de recursos de regalías”, indicó Nelson Castañeda, presidente ejecutivo de Campetrol.

Agregó que avanzar en la transición energética y en la diversificación productiva del país es un compromiso del Gobierno Nacional y del sector privado, sin embargo, esta requiere que las empresas de la industria de petróleo, gas y energía puedan adelantar las inversiones de la transición en un marco de crecimiento e impulso a la actividad, basado en nuevos contratos para así incrementar la seguridad energética, pues esta industria se piensa y se planea para mediano y largo plazo. 

“Los esfuerzos por desarrollar el potencial gasífero del Caribe offshore, con asociaciones entre Ecopetrol y compañías privadas, son una muestra del interés por buscar incrementar estos niveles de reservas y son este tipo de alianzas las que se deben lograr en pro de la seguridad energética”, dijo Castañeda.

“Desde Campetrol reiteramos la importancia del petróleo, el gas y la energía en la generación de bienestar, desarrollo económico, encadenamientos productivos, mano de obra local y soberanía energética, por lo cual, invitamos a seguir trabajando juntos: Gobierno, Industria y Territorio para continuar aportando a las finanzas públicas y la transición energética ordenada y justa, y hacemos un llamado a impulsar una política pública que conlleve a incrementar nuestras reservas y la seguridad energética del país”, concluyó Nelson Castañeda.