Canacol aumentó en 65% ventas de gas en primer trimestre de 2020

Canacol Energy Ltd. reportó sus resultados financieros y operacionales para los tres meses terminados el 31 de marzo de 2020, con cifras positivas en ventas y en el EBITDAX.

17 de mayo de 2020.   Charle Gamba, presidente y CEO de Canacol Energy, el segudo mayor productor de gas natural en Colombia, dijo que «el primer trimestre de 2020 marcó un hito para la Corporación, ya que logramos ventas récord de gas natural de 202 millones de pies cúbicos diarios (MMscfpd), un 65% más que en el primer trimestre de 2019 y un 12% más que en el último trimestre de 2019.  También cerramos el primer trimestre de 2020 con $49 millones en efectivo, y seguimos bien financiados para ejecutar el resto del programa de capital de 2020.”

En el primer trimestre de 2020, Canacol anunció que sus reservas al 31 de diciembre de 2019 cerraron con un índice de reemplazo de reservas probadas más probables («2P») de 224%, junto con un aumento del 12% en las reservas 2P año a año.

La Corporación también anunció que en el primer trimestre del año perforó dos pozos exitosos de gas natural: Nelson-14 y Clarinete-5. El pozo de desarrollo Clarinete-5 se terminó de perforar en marzo de 2020 y encontró gas a 309 pies de profundidad, dentro del reservorio primario de arenisca Ciénaga de Oro, lo que representa el espesor neto contenedor de gas más grueso de cualquier pozo perforado en la historia de Canacol. El pozo se completará y se conectará a finales de mayo de 2020 cuando se reanuden las operaciones de perforación en campo.

“El primer trimestre de 2020 también nos vio anunciar nuestro segundo dividendo trimestral consecutivo, que es aproximadamente 6% de retorno anual a los precios actuales de las acciones, ya que Canacol mantiene su compromiso de mantener en curso la distribución trimestral”, agregó Gamba.

La Corporación registró un EBITDAX récord de $59 millones en el primer trimestre de 2020, producto de sus ventas récord de gas natural. Aunque el resultado neto del primer trimestre de 2020 se vio afectado negativamente por la depreciación del Peso colombiano. 

“La depreciación del 24% significó un gasto de impuestos diferidos, no monetario, de $41 millones. Sin esos gastos no monetarios, los ingresos netos habrían sido de $15 millones para el trimestre.  Si el COP se normalizase en los próximos períodos, ya que se ha fortalecido en aproximadamente un 5% desde el 31 de marzo, una porción de este gasto efectivamente se revertiría, lo que se sumaría al resultado neto obtenido en períodos futuros», agregó Gamba.

Hechos destacados del trimestre

Los aspectos financieros y operacionales más relevantes de la Corporación incluyen:

·     Las ventas realizadas de gas natural y gas natural licuado (GNL) aumentaron 65% a 201.5 MMscfpd para los tres meses terminados el 31 de marzo de 2020, en comparación con 122 MMscfpd para el mismo período en 2019.  Los volúmenes promedio de producción de gas natural y GNL aumentaron 63% a 201.4 MMscfpd para el primer trimestre de 2020, en comparación con 123.3 MMscfpd para el mismo período de 2019.  El aumento se debe principalmente a la finalización de la expansión del gasoducto de 100 MMscfpd a finales del tercer trimestre de 2019; además de la entrada en operación de la planta de GNL en Jobo.

·     Los ingresos totales de gas natural y GNL netos de regalías y gastos de transporte para los tres meses terminados el 31 de marzo de 2020, aumentaron 48% a $69.9 millones, en comparación con $47.4 millones para el mismo período en 2019, principalmente atribuible al aumento de la producción de gas natural. 

·     Los fondos ajustados de las operaciones aumentaron 51% a $45.3 millones para los tres meses terminados el 31 de marzo de 2020, en comparación con $29.9 millones para el mismo período en 2019.  Los fondos ajustados de las operaciones por acción básica aumentaron 47% a $0.25 por acción básica desde $0.17 por acción básica.

·     El EBITDAX aumentó 48% a $58.9 millones para el primer trimestre de 2020, en comparación con $39.8 millones para el mismo período en 2019.

·     La Corporación registró una pérdida neta de $26 millones para los tres meses terminados el 31 de marzo de 2020, en comparación con un resultado neto de $6.3 millones para el mismo período en 2019.  La pérdida neta se debe únicamente al gasto fiscal diferido, no monetario, de $41.1 millones, el cual se debe principalmente al efecto de la reducción del tipo de cambio del Peso Colombiano, en el valor de las pérdidas tributarias no utilizadas y costos.

Perspectiva

“Las empresas de energía de todo el mundo en su mayoría han sido fuertemente impactadas por la drástica caída, tanto del precio mundial del petróleo, como de la demanda en relación con las medidas adoptadas para limitar la pandemia de la COVID-19. Canacol en gran medida ha estado aislada de los efectos de los bajos precios del petróleo dado su enfoque en la producción de gas, con la mezcla de nuestras ventas de gas orientada en un 80% a contratos en firme, de volumen y precio fijos, con precios en USD en boca de pozo”, señaló la compañía en un comunicado.

Para abril, mayo y junio de 2020, Canacol ha permitido a los compradores en firme aplazar un máximo del 20% de sus volúmenes contratados para ser entregados en los últimos seis meses de 2020, con los cobros en efectivo teniendo lugar en abril, mayo o junio o en el momento de la entrega. Además, todas las partes han acordado que el tiempo contractual anual de inactividad de estos contratos se tome durante los meses de abril y mayo, si no ha sido tomado previamente en el año.

Estas concesiones tuvieron impacto en el mes de abril de 2020 de la siguiente manera: los volúmenes nominados de abril de 2020 fueron en total de 147 MMscfpd, de los cuales se permite tomar menos del 10% en la segunda mitad de 2020 (hasta un 20% de aplazamiento), y el ingreso en firme recibido, del cual el comprador ha perdido el derecho de tomar el gas, fue en total de 3 MMscfpd. Estos montos ascendieron a un total de 150 MMscfpd de efectivo y ventas nominadas de gas natural. Un promedio adicional de 13 MMscfpd para el mes de abril fue considerado tiempo de inactividad contractual por siete compradores, lo cual tendrá el efecto de aumentar las ventas en la segunda mitad de 2020.

Con el retorno de las actividades manufactureras y de construcción en la mayor parte de Colombia en abril 27 de 2020, y el cierre en todo el país programado para ser levantado completamente en todos los sectores en mayo 26 de 2020, la Corporación espera que la demanda interrumpible continúe aumentando y se estabilice durante julio y agosto.

“La mejor estimación de la Corporación es que la demanda comenzará a aumentar una vez que se levanten las medidas de cuarentena, y bajo ese escenario nuestra guía para el año 2020 permanece relativamente intacta.  La guía de producción del año completo 2020 sería de 197 MMscfpd, con la suposición de que las ventas interrumpibles vuelven en agosto. La administración cree que los volúmenes medios de ventas para 2020 estarán más cerca de este nivel que del caso más bajo de 170 MMscfpd, el cual implicaría vender sólo en los contratos en firme para el resto de 2020”, agregó. 

Las operaciones de producción de Canacol en la instalación de Jobo no fueron interrumpidas durante la cuarentena y continúa operando con varios turnos de trabajadores en cuarentena en la instalación.

Como resultado de la cuarentena, la Compañía ha experimentado un retraso de aproximadamente dos meses en el traslado de la torre del último pozo perforado de Clarinete-5 a su siguiente ubicación programada de Pandereta-8. Este retraso, y una breve demora en el comienzo de la segunda torre planeada de la Compañía, que ahora se espera que esté en operación en julio de 2020, han llevado a que Canacol ahora esté esperando perforar nueve pozos en 2020, por debajo de su previsión original de doce pozos.

Por su parte, los gastos de capital han sido revisados para reducirlos de $114 millones a $108 millones, en tanto la Compañía ha cambiado su enfoque en el corto plazo a instalaciones y construcción de línea de flujo en preparación para una mayor producción de gas.

La Corporación espera que la demanda colombiana por gas natural aumente en el corto plazo en relación con el nivel actual, el más bajo en 20 años, de los embalses de las hidroeléctricas, debido a un invierno inusualmente seco en Colombia, y en el mediano al largo plazo en relación con el continuo declive de los principales campos productores de gas de Colombia.

“Dados estos aspectos fundamentales del mercado de gas natural de disminución de la oferta de gas, excluyendo a Canacol, y la producción hidroeléctrica bajo presión e incierta, Canacol sigue estando muy bien posicionada para capturar cualquier repunte de la demanda una vez que la economía colombiana comience a normalizarse tras el levantamiento de la cuarentena”, concluye el comunicado.

A %d blogueros les gusta esto: