Desarrollan el más grande almacenamiento de energía no hidroeléctrico

La canadiense Hydrostor anunció el desarrollo de proyectos con su tecnología de aire comprimido avanzado (A-CAES), que lo convierten en el mayor proyecto de almacenamiento no hidroeléctrico, mediante bombeo, en todo el mundo.

1 de mayo de 2021.   El almacenamiento de energía de larga duración es fundamental para lograr los objetivos de descarbonización y renovables de California.

De hecho, la Comisión de Servicios Públicos de California (CPUC) ha identificado la necesidad de hasta 1.600 MW de almacenamiento de energía de larga duración para 2026.  

«Hydrostor se enorgullece de desempeñar un papel fundamental en la transición de energía limpia para el estado y espera continuar trabajando con la Comisión para establecer su ruta comercial para el almacenamiento de energía de larga duración», dice en un comunicado.

Hydrostor tiene dos proyectos importantes ahora en desarrollo activo, uno en el sur del condado de Kern y otro en el centro de California, que representan una inversión combinada de más de 1.500 millones de dólares, que apoyan la transición a una red de energía renovable y libre de carbono.

Estos proyectos establecen una infraestructura de energía limpia a largo plazo para el estado utilizando empleo calificado y brindan importantes beneficios económicos a la región.

La tecnología de aire comprimido avanzado A-CAES patentada y comercializada por Hydrostor proporciona de 8 a 12 horas o más de almacenamiento de energía, en comparación con las 1 a 4 horas que las tecnologías de batería actuales pueden proporcionar de manera factible.

Este almacenamiento de energía de larga duración es esencial para establecer el camino hacia la red eléctrica descarbonizada de California.

A-CAES también tiene una vida útil más larga, de más de 50 años, con cero degradación y un menor impacto ambiental que las alternativas convencionales disponibles en la actualidad.

A-CAES utiliza energía renovable o energía excedente de la red para comprimir aire. Este aire comprimido se canaliza hacia cavernas subterráneas construidas específicamente, desplazando el agua y creando capacidad de almacenamiento. El calor creado por este proceso se captura y almacena para recalentar el aire comprimido cuando se necesita energía.

«El almacenamiento de larga duración es esencial para descarbonizar la red eléctrica de California e integrar la energía renovable que ya se desarrolla en el estado. Nuestra tecnología A-CAES utiliza solo componentes existentes y probados que se reutilizan de la generación de energía convencional en una tecnología de almacenamiento de bajo impacto y totalmente libre de emisiones. No solo brindamos una solución de almacenamiento de energía limpia, confiable y asequible de larga duración, sino que también brindamos a California una oportunidad de ser parte de la transición a la energía limpia», dijo Curtis VanWalleghem, director ejecutivo de Hydrostor.

«Hydrostor ha estado a la vanguardia en la promoción del almacenamiento de energía de larga duración en California. Nos complace que continúen con su papel de liderazgo dándoles la bienvenida a la Junta de CESA y esperamos trabajar con ellos para promover el almacenamiento de energía de larga duración. Como han demostrado los estudios, existe una necesidad significativa de almacenamiento de energía de larga duración para respaldar los objetivos de descarbonización de California», agregó VanWalleghem.

Hydrostor ha avanzado en sus proyectos desde 2017 para las iniciativas de adquisiciones del estado que ahora son inminentes, expandiendo su equipo y presencia en el estado y participando en los procedimientos de la Comisión de Servicios Públicos de California que abogan por el almacenamiento de energía de larga duración.

Hydrostor está avanzando en una cartera de instalaciones A-CAES a gran escala que representan más de 2.000 MW y 20.000 MWh de potencial de implementación en proyectos en los EE.UU., Canadá, Chile y Australia.

A %d blogueros les gusta esto: