Impulso a las energías renovables en Colombia

  • El decreto 570 fija las reglas de juego para la contratación a largo plazo de proyectos de generación de energía con fuentes no convencionales renovables.

1° de junio de 2018.   Weidmüller, empresa desarrolladora de soluciones en conectividad industrial y para que las empresas del sector productivo se preparen para el “internet of things”, ve con buenos ojos los esfuerzos que Colombia realiza para el aumento en proyectos de generación de energías con fuentes no convencionales.

Sin embargo, la multinacional alemana reconoce que el país aún se encuentra muy lejos de explotar el verdadero potencial con que cuenta, no solo por su ubicación geográfica, sino también por los beneficios económicos, que pueden alcanzar una reducción en la factura de hasta el 70%, en comparación con una instalación convencional, y un retorno de la inversión entre el 19 y el 25%.

Durante 2017 la capacidad mundial instalada de energía fotovoltaica, creció 50%, alrededor de 100 gigavatios (GWp), según el informe anual de la Agencia Internacional de Energía.

Colombia solo cuenta con una capacidad de generación en este segmento de entre un 2% y 4% del total, lo que demuestra el enorme potencial.

Se han hecho avances y desde las entidades gubernamentales se regula para impulsar el sector. Según diversas proyecciones, para el 2023 la capacidad instalada de este tipo de energía en la red nacional, podría alcanzar entre 10 y 15 por ciento.

“Si bien el desarrollo de las energías no convencionales es relativamente reciente, la fotovoltaica se encuentra consolidada tanto en países desarrollados como emergentes. Colombia, a pesar haber realizado avances significativos, aún se encuentra muy por debajo de países comparables.

“Como aspecto positivo cabe mencionar que el segmento está viviendo un desarrollo interesante, que se está acelerando por las políticas públicas que fomentan las instalaciones de este tipo”, dice Pablo Lo Zicchio, Global Segment Manager Photovoltaics en Weidmüller Group.

Según cifras de la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), se evidencia un importante crecimiento en la radicación de iniciativas de producción de electricidad a través de fuentes renovables no convencionales, lideradas por la energía solar, al representar el 88% del total de proyectos presentados.

Aun así, el país está en el despertar de la producción de energías renovables no convencionales, y desde abril cuenta con un decreto que permite hacer los cierres financieros de proyectos de generación con fuentes no convencionales de energía renovable, haciéndolos viables y competitivos.

A %d blogueros les gusta esto: