Colombia: El GLP, con potencial de crecimiento por el nuevo Plan de Desarrollo

Por vez primera en el país, un Plan Nacional de Desarrollo ofrece una mirada integral a uno de los energéticos de la matriz: el gas licuado del petróleo (GLP).

23 de mayo de 2019.   El recientemente aprobado PND del gobierno del presidente Iván Duque, atiende tres aspectos del GLP: asegurar el abastecimiento, estimular el crecimiento de la demanda y controlar la informalidad de un sector del mercado.

En cuanto al abastecimiento, se incentivará tanto la producción nacional como la importación con adecuadas señales de precio. Actualmente Colombia consume cerca de 50.000 toneladas mensuales de GLP, de las cuales 10.000 toneladas, el 20 por ciento, son importadas.

No obstante, en los próximos meses se presentará una situación coyuntural, pues en septiembre de 2019 entra a producir la nueva planta de secado de Cuapiagua, con una capacidad de 15.000 toneladas mes; pero en abril de 2020, toda la producción de la planta de Cusiana, también de 15.000 toneladas mes, se emplearía a codilución de crudos. Es decir, a partir de esta fecha la oferta de Ecopetrol al mercado nacional se mantendrá en unas 30.000 toneladas al mes.

En cuanto al crecimiento de la demanda, el PND promueve la participación del GLP, entre otros energéticos, para sustituir combustibles más contaminantes e ineficientes como la leña, el carbón y el diésel, principalmente utilizados por cerca de 3,5 millones de hogares que aún cocina con leña, y por las zonas no interconectadas que utilizan diésel para generar energía.

Para el programa de sustitución de leña y carbón por GLP para cocción de alimentos, la Asociación Colombiana del GLP (Gasnova) propone para los próximos cuatro años subsidiar en 50% para el estrato uno y en 40% para el estrato dos, los kits de GLP, que consisten en un cilindro de 33 libras, la estufa, la manguera y el regulador. El programa beneficiaría a 225.000 familias, con un valor de los subsidios por 67.410 millones de pesos.

Autogás a la vista

Otro componente que estimularía la demanda, es la autorización del uso del GLP como combustible automotor (Autogás). La reglamentación de estaciones de servicio de GLP ya está lista, y mientras se hace la reglamentación técnica de talleres, los que actualmente hacen conversiones de gas natural vehicular, quedarían autorizados para realizar las adaptaciones.

Se estima que con la entrada del Autogás, la demanda de GLP aumente en 14.000 toneladas al mes, aproximadamente un 27% de la demanda total actual.

En cuanto a los recursos públicos destinados a la ampliación de la cobertura del servicio público domiciliario de gas combustible, se asignarán con las condiciones de eficiencia económica incluidas en el Plan Indicativo de Expansión de Cobertura de la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME).

“Esto significa que en el país no se podrán seguir financiando proyectos de expansión de gas combustible sin el previo análisis de eficiencia económica, dándole equidad a los recursos públicos destinados al gas natural y al GLP”, dijo Alejandro Martínez Villegas, presidente de Gasnova.

Para combatir la informalidad en el mercado del GLP, el PND ordena conformar grupos internos en la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, para fortalecer sus funciones de control y vigilancia.

Asimismo, para darle mayor institucionalidad al sector, se fortalecerá el comité de abastecimiento de GLP del Ministerio de Minas y Energía y se evaluará la creación de un gestor de información.

“El reto que viene ahora es materializar las diferentes previsiones contenidas en el PND y lograr que se den los desarrollos normativos y regulatorios para que todo esto sea una realidad”, concluyó Martínez.

A %d blogueros les gusta esto: