El GLP vive momento estelar en Colombia

Con mayor producción y consumo nacionales, sumado al aumento en inversiones y la posibilidad de nuevos usos, el GLP vive su cuarto de hora en el país

4 de noviembre de 2020.    Pese a la pandemia de la Covid-19, entre enero y septiembre de 2020 el gas licuado del petróleo (GLP) tuvo un crecimiento de 4,8% frente al mismo período del año anterior. Además, en septiembre pasado se llegó a la cifra récord de consumo de 59.724 toneladas, y el gobierno anunció recursos para el sector por 101.000 millones de pesos para 2021.

Así lo confirma el más reciente Informe del GLP, elaborado por la Asociación Colombiana del GLP (Gasnova), donde se señala que este combustible creció a una tasa del 2,3% anual durante los últimos cinco años. No obstante, en 2019 el crecimiento fue de 3,6% frente al año anterior.

El buen desempeño del año pasado se debió a la mayor oferta de producto por parte de Ecopetrol, con la entrada en operación de una planta de secado de gas natural en el campo de Cupiagua. Así, en el segundo semestre de 2019 el crecimiento del consumo fue de 8,9% frente al primer semestre del mismo año.

“Estas cifras reflejan el potencial de crecimiento del GLP en el país, pero también la importancia de que haya oferta nacional suficiente para sostener ese crecimiento. Es claro que ante la posibilidad de contar con oferta nacional, la confianza de los sectores industrial y comercial es mayor, más aún cuando se soporta con una infraestructura de importación que funciona como un sistema contingente”, señaló Alejandro Martínez, presidente de Gasnova.

Otro anuncio que hizo el dirigente fue que en el Presupuesto General de la Nación para 2021 se asignaron recursos por $101.000 millones para programas de GLP, un crecimiento del 36% frente a los $74.000 millones de 2020.

Esos recursos se emplearán para impulsar el programa de sustitución de leña (combustible empleado por 1,6 millones de hogares en el país), la ampliación de la distribución por redes y los subsidios al consumo en los estratos 1 y 2.

Martínez agregó que a finales de este año se espera que estén listos los reglamentos técnicos para darle vía libre al uso del GLP como combustible en los sectores de transporte terrestre y náutico, un proceso que lleva más de cinco años.

Todo esto aumentaría el consumo del combustible. Sin embargo, pese a que hoy Ecopetrol suministra el 94% de la oferta nacional, la empresa anunció que a partir de 2021 comenzará a disminuir el surtido pues le dará usos internos al GLP, obligando al país a invertir las fuentes de suministro y comenzar a depender de las importaciones, especialmente desde 2024, cuando será necesario ampliar las facilidades de importación.

Esta situación impactará directamente los precios, pues mientras hoy el kilo de GLP en Cusiana está en $747 y en Cartagena en $1.000, el importado cuesta $1.600.

Así, si no se desarrollan nuevas fuentes de gas natural en Colombia que provean de GLP nacional al mercado, el sector se verá abocado a depender de las importaciones, lo cual plantea una situación incierta para el buen momento por el que atraviesa este combustible.

A %d blogueros les gusta esto: