La regasificadora de Cartagena respalda cerca del 80% de la generación térmica

Pronunciamiento de Andeg frente a los históricos bajos niveles de los embalses y el papel de respaldo que juega el parque térmico ante un eventual racionamiento.   

15 de mayo de 2020.  Frente a la importación de Gas Natural Licuado (GNL) en el país y considerando su relevancia para el sector eléctrico y la confiabilidad del servicio de energía para todos los colombianos, la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg), Tebsa Termocandelaria, Prime Energía y la Sociedad Portuaria El Cayao (SPEC LNG) manifiestan:

  • Colombia es un país con una matriz energética predominantemente hidráulica que se complementa con la generación térmica. A la fecha, el país está afrontando una situación crítica debido a que el nivel de los embalses está en el orden del 32%, el más bajo en los últimos 25 años, lo cual crea una situación de riesgo en el abastecimiento eléctrico en una coyuntura futura cercana por variaciones climáticas extremas como el fenómeno de El Niño.
·       El Gas Natural Licuado (GNL) importado ha permitido mantener una operación confiable, económica y segura para el parque de generación térmico en el país y particularmente el de la costa Caribe, la zona de mayor complejidad operativa dadas las condiciones en la prestación del servicio para más de dos millones de usuarios residenciales, industriales y comerciales.
  • La regasificación del GNL en la terminal de SPEC LNG en Cartagena permite complementar la oferta de gas natural nacional a través de un esquema regulado definido por la CREG, basado en los ahorros que el país obtiene al generar energía con gas natural y no con combustibles líquidos que son mucho más costosos; esta decisión ha permitido que los colombianos hayan ahorrado más de 3,8 billones de pesos en la generación de energía.
  • El pago que los usuarios de energía eléctrica están realizando a cambio del beneficio antes mencionado es del orden de 1.2 $/Kwh, equivalente alrededor de 200 pesos mensuales en la factura de energía de una familia colombiana, a cambio de asegurar este recurso y proteger al país frente a la posibilidad de un apagón.
  • Desde su inicio de operación en 2016, la terminal de regasificación ha brindado confiabilidad para la generación de energía eléctrica nacional, respaldando los 2.000 MW que representan cerca del 80% de la capacidad de generación térmica a gas del país.
·       En lo corrido de 2020, la terminal de regasificación ha contribuido para que la generación térmica a gas aporte hasta un 22% de la demanda de energía nacional, con la entrega de más de 7.000 millones de pies cúbicos de gas natural a las principales plantas térmicas del país y el recibo de más de 400.000 metros cúbicos de gas natural licuado a través de 9 buques metaneros de gas natural licuado.
  • Todo el parque térmico colombiano y particularmente el de la costa Caribe, está listo, disponible y preparado para generar la energía que requieren todos los colombianos y así contribuir a recuperar el nivel de los embalses a los rangos que permitan generar nuevamente con las plantas hidráulicas.
A %d blogueros les gusta esto: