Parque térmico contrataría el 25% de la regasificadora de Buenaventura

Seis plantas térmicas de generación eléctrica del centro occidente del país estarían dispuestas a contratar por lo menos el 25% de la capacidad de la proyectada planta de regasificación del Pacífico.

10 de marzo de 2020.    En diálogo con la Guía del Gas, Alejandro Castañeda, director Ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (ANDEG) dijo que el parque térmico del centro occidente de Colombia estaría dispuesto a contratar por lo menos la cuarta parte de la capacidad de la planta regasificadora del Pacífico, proyectada en Buenaventura con una capacidad de 400 millones de pies cúbicos diarios (MPCD).

En la actualidad, las plantas Termovalle, Termoemcali, Merieléctrica, Termosierra, Termocentro y Termodorada se respaldan con líquidos porque no consiguen gas en firme, pero si se construye la planta del Pacífico, contratarían por lo menos 100 MPCD para sus operaciones.

El interés se da no solo para darle confiabilidad con gas natural a la operación de estas plantas, sino por el posible estrés que pueda sufrir el sistema eléctrico nacional en caso que Hidrohituango no entre a generar a finales de 2021, como lo tiene previsto EPM, y que se presente un Fenómeno del Niño en 2022.

En consecuencia, “dese el lado de la Asociación estamos convencidos de que la planta del Pacífico se requiere, así lo muestran los balances de la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) y los informes de la Contraloría General de la República (la primera estima que a partir de 2024 se presentaría un déficit del energético, mientras que la segunda estima que sería a partir de 2021).

“Creemos que no va en contravía del desarrollo del gas nacional, sino que es una activo más que podría dar una mano en el tema de confiablidad, tanto del sector de gas como del sector eléctrico”, dijo Castañeda.

El dirigente gremial agregó que también están de acuerdo con que se desarrollen los yacimientos no convencionales y se materialicen las reservas existentes de los convencionales, pues “lo que hace falta definitivamente es oferta de gas en el país.”

Situación hoy

En 2020 el parque térmico ha entrado a generar más dado que los niveles de los embalses han bajado, llegando a niveles del 43%. Según Castañeda, “desde comienzos de enero se ha estado generando entre 30 y 40% con plantas térmica; es decir, de los 200 Gigawatios hora día estamos generando entre 60 y 80 Gwhd con base térmica, eso es más o menos lo que se ha visto porque los embalses han venido descendiendo en sus niveles.”

Acerca de la Misión de Transformación Energética

Sobre el reciente informe de la Misión de la Transformación Energética, Castañeda dijo que hay una discusión bastante larga durante muchos años sobre la forma de la contratación.

“Creemos que hay un problema en la forma como se contrata gas en el país. La forma como la CREG ha definido los contratos de gas no ha sido la más exitosa, básicamente porque no son contratos flexibles, que no le sirven ni al productor ni al generador, sobre todo al generador que no está generando todo el tiempo.

“Los contratos es un tema que se tiene que revisar, yo creo que el sector de gas es consciente de que los contratos existentes hoy en la regulación no funcionan; y del lado de los usuarios, que son las térmicas, tampoco les ha funcionado; se quedaron en el papel, pero de ahí a que se materialicen en un contrato, no se da”, dice Castañeda.

En consecuencia, propone que debe haber más de flexibilidad en la forma de contratar gas natural, que los agentes vuelvan a la bilateralidad, para armar un portafolio más amplio y no un solo un tipo de producto para un tipo de agente.

Eso dinamizaría además el mercado secundario. “Otro de los problemas que hemos identificado es que el secundario, que antes transaba volúmenes interesantes, ahora transa muy poco, precisamente porque los agentes se contratan basados en sus necesidades o su obligación de contratación, que fue lo que dijo en su momento el Ministerio; entonces todos están contratados al cien por ciento pero na hay excedentes de gas para poner en el mercado secundario”, señala el dirigente gremial.

Acerca de si se requiere una reforma estructural a la institucionalidad del gas natural en el país, Castañeda dijo que “no hay que barrer y arrancar de cero, porque sería más traumático.”

En lo que sí está de acuerdo es que las resoluciones se demoran demasiado en salir y en que el sector está demasiado regulado.

“Yo creo que en eso estamos todos de acuerdo. Hay un tema de micro regulación muy fuerte, y en esos ambientes tan regulados no se dan nuevos negocios, entonces el mensaje que han dado los gremios tanto el eléctrico como el de gas es que se suelten un poco las cosas, porque el sector sigue apretado y no se desarrolla”, señala.

Finalmente, en el tema de la institucionalidad, Castañeda agrega que la CREG se ha enredado desde que asumió el tema de líquidos.

“Es mucha gente con muchas tareas, pero no pasa nada. Creo que ha sido un desgaste para la CREG tener el tema de líquidos, porque ni siquiera ha sacado resoluciones de líquidos en los últimos 5 años, desde que tomó la función; entonces una de las cosas que sugerimos es que se separe el tema de líquidos, que lo vuelva a coger el Ministerio o que cree un regulador diferente para el tema, porque la CREG está desgastada con los temas de líquidos, gas y energía eléctrica, y eso no funciona”, concluye Castañeda.

A %d blogueros les gusta esto: