ACP: Industria petrolera en Colombia tiene problemas estructurales

El país tiene un potencial de reservas de 27.000 millones de barriles, pero al ritmo actual de sísmica y exploración se tardaría cien años en desarrollarlas.

9 de septiembre de 2019.   Si bien el actual Gobierno ha hecho esfuerzos por reactivar la actividad petrolera, los resultados solo se verán a mediano plazo mientras persisten los problemas estructurales de la industria.

Así lo manifestó Francisco José Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), quien agregó que al ritmo de la sísmica y la perforación de pozos exploratorios actuales, Colombia se tardaría cien años en desarrollar su potencial de reservas.

De acuerdo con la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), el potencial de reservas de petróleo y gas del país, en todas sus modalidades, es de 27.000 millones de barriles; sin embargo la actual tasa de reservas-producción de crudo es de solo 6,2 años.

De ahí el llamado del gremio para avanzar en nuevos procesos exploratorios, pues hoy solo el 20% de incorporación de nuevas reservas es de actividades exploratorias.

Eso se debe, en parte, a la baja tasa de sísmica y exploración. En lo que va del 2019 se han perforado 30 pozos exploratorios y se espera que el año termine con 48 pozos, una cifra similar a la de 2018.

En sísmica, en lo que va del año se han corrido 1.426 kilómetros equivalentes y se espera cerrar el año con 1.800 kilómetros equivalentes. Aunque en 2018 se corrieron 1.000 kilómetros de sísmica, la cifra continúa siendo insuficiente para incorporar nuevas reservas y tener una producción sostenida.

De acuerdo con Lloreda, lo ideal es que se realicen 120 pozos exploratorios y se corran más de 5.000 kilómetros de sísmica por año, que conllevarían inversiones por 7.000 millones de dólares al año.

Destrabar contratos

Otra forma de reactivar la actividad es destrabar 50 contratos que están suspendidos por alguna razón. Entre otras, por orden público, conflictividad social, consultas previas, permisos y licencias ambientales y arqueológicas, que tienen represadas inversiones por cerca de 700 millones de dólares.

En ese sentido, la ACP dijo que estaban estudiando en conjunto la industria y la ANH caso por caso, para ver las razones que los llevaron a esa situación y darles solución, como ya se hizo con 12 contratos durante la actual administración de la Agencia.

Otra medida para reactivar la actividad petrolera es que las empresas, que ya tienen contratos asignados, se animen a explorar, revisando las condiciones económicas y permitiendo por parte de la ANH reasignación de inversiones, “porque la mitad del potencial en tierra firme está en áreas ya asignadas, entonces es buscar cómo incentivar a esas empres para que las exploren”, agregó Lloreda.

El dirigente gremial finalizó recalcando que “el gobierno nacional ha tomado medidas acertadas para reactivar la industria, como ajustes en regulación, el reglamento off shore y la asignación de nuevas áreas; pero tenemos un problema estructural en materia exploratoria, llevamos varios años en que no logramos superar los 50 pozos exploratorios por año y la sísmica es baja para lo que requiere el país. Si seguimos a este ritmo nos vamos a demorar cien años para desarrollar el potencial con el que contamos.”

A %d blogueros les gusta esto: