Industria de petróleo y gas, lista para la reactivación económica: ACP

Hay una oportunidad para avanzar en los proyectos que podrían reactivar y dinamizar las inversiones del sector oil & gas y las economías regionales. El balance para la industria, en los primeros dos años del Gobierno Duque, es positivo.

24 de agosto de 2020.    Con una posible llegada del fin del aislamiento preventivo obligatorio a nivel nacional, la industria colombiana del petróleo y gas, representada en la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), manifiestó su compromiso con la reactivación económica del país a través de la inversión extranjera directa, el abastecimiento de combustibles, la generación de recursos de regalías, derechos económicos e impuestos, y de oportunidades laborales y encadenamientos productivos en las regiones de operación.

Asimismo, señaló su interés en trabajar con las autoridades en las distintas regiones para asegurar la recuperación de la actividad económica y minimizar riesgos sanitarios.

“Las empresas privadas en Colombia están listas para invertir cerca de 715 millones de dólares en 2020 como parte de los recursos para el proceso de reactivación. Sabemos del potencial que tiene el país en petróleo y gas natural en tierra firme, costa afuera y Yacimientos No Convencionales (YNC), entre otros, que podrán ser fuente de generación de ingresos y dinamismo económico a nivel nacional y regional”, afirmó Francisco José Lloreda Mera, presidente Ejecutivo de la ACP.

De acuerdo con el Marco Fiscal de Mediano Plazo de 2019, el promedio de los ingresos provenientes del sector, solo entre el 2011 y el 2018, corresponde al 20% de los ingresos corrientes del Gobierno Nacional, adicionales a los cerca de 4 billones de pesos al año por impuestos nacionales a los combustibles, “de ahí la importancia de mantener ese ingreso estable, que es clave para las inversiones que el país necesita ejecutar para la reactivación económica después de la crisis”, agregó Lloreda Mera.

En este sentido, y con el fin de viabilizar las operaciones del sector que le inyectarían recursos a la economía nacional, se requiere trabajar en algunas medidas como ajustar las tarifas de gasoductos para llevar de manera competitiva el gas natural desde la costa Caribe hasta el interior y occidente del país; culminar la regulación técnica y ambiental para el desarrollo de los proyectos exploratorios offshore en 2021, avanzar en los proyectos piloto en YNC, fomentar la competencia en el mercado de combustibles, revisar los costos de transporte de petróleo, fortalecer la prevención y atención a la conflictividad social en las regiones, garantizar la seguridad jurídica en procesos de Consulta Previa, y asegurar procesos de licenciamiento ambiental efectivos y eficientes, entre otras acciones que crean las condiciones para un ambiente positivo de inversión.

Balance positivo tras dos años de Gobierno

Con motivo de los primeros dos años de gobierno del presidente Iván Duque Márquez, la ACP hizo un balance de este periodo y destaca algunas de las medidas implementadas que han tenido un impacto positivo para la industria.

Se resaltan, entre otras, las de carácter regulatorio de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), que permitieron reactivar la asignación de nuevas áreas y suscripción de contratos; la Minuta contractual expedida por la ANH, que dio un nuevo aire a las inversiones offshore; la convocatoria de una Comisión de Expertos para yacimientos no convencionales, la reforma del Sistema General de Regalías y el impulso a la Estrategia Territorial de Hidrocarburos para prevenir y atender la conflictividad social.

Como resultado de esas acciones, durante este periodo se suscribieron 25 contratos en tierra firme, seis en costa afuera y la inversión E&P entre 2018 y 2019 aumentó 54% vs 2016 – 2017.

Asimismo, se registró un incremento en la participación del gas natural (de 10% de inversión en exploración con foco en gas en 2017 al 20% en 2018 y 2019); la recuperación en la producción de petróleo; el aumento en ventas de gasolina, diésel y jet; y precios de los combustibles cercanos a los internacionales, con posibilidad de ir abriendo mayor competencia en la importación, entre otros logros.

“El Gobierno nacional encontró una industria en lenta recuperación, luego de la crisis de precios de 2015, y le apostó a la diversificación de fuentes de energía y al incremento de reservas de petróleo y gas. Pese a esta crisis de 2020, de caída en la demanda y bajos precios, confiamos en que las decisiones tomadas en estos dos años y las adicionales que se han propuesto al Gobierno Nacional, contribuyan a la recuperación del sector y del país en el corto y mediano plazo”, puntualizó Lloreda.

A %d blogueros les gusta esto: