Enseñanzas del GNV para el futuro de los camiones eléctricos

El 27 de junio de 2020, la Junta de Recursos del Aire de California aprobó la regla Advanced Clean Truck (ACT), que requerirá que los fabricantes de vehículos de servicio mediano y pesado (MHDV) vendan camiones de cero emisiones en el estado en porcentajes en constante aumento a partir de 2024.

Por: DANI TEUMOU

10 de agosto de 2020.   A principios de julio, 14 estados y el Distrito de Columbia declararon que colaborarían para expandir y acelerar el mercado de MHDV de cero emisiones al establecer un objetivo del 30% para que todos los camiones vendidos en esos estados sean ZEV para 2030, y todos los camiones en la carretera serán ZEV para 2050. Muchos propietarios de flotas ahora se preguntan cómo les afectarán estas políticas.

Muchas flotas de servicio mediano y pesado que operan en la actualidad ya han hecho una transición importante, de gasolina y diesel a gas natural de combustión más limpia. Aunque este cambio no sucedió de la noche a la mañana, los operadores de flotas a gas natural vehicular (GNV) ahora ven una multitud de beneficios, que incluyen ahorros significativos en el costo de combustible, una mejor experiencia del conductor, mantenimiento reducido, operaciones más limpias y reducciones de emisiones inmejorables.

Esta transición, pasar de vehículos diésel y de gasolina a los de gas natural requirió una inversión significativamente mayor, educación de conductores y mecánicos, prueba y error y más colaboración con los ingenieros de vehículos y los fabricantes de equipos originales (OEM) de lo que nadie podría haberlo anticipado. Establecer el sólido mercado actual de GNV, donde prácticamente cualquier vehículo en cualquier configuración que una flota requiera está disponible, fue un largo camino.

Décadas de co-creación del GNV

Las flotas pasaron décadas haciendo funcionar la nueva tecnología de vehículos, y dedicaron innumerables horas para adaptar la tecnología del gas natural a sus necesidades individuales. Si bien algunos operadores de flotas usan solo un tipo de vehículo, aunque pueden tener varios cientos de ellos en su flota, otros administradores de flotas deben coordinar las operaciones de docenas de diferentes tipos de MHDV que realizan trabajos específicos. 

Las flotas operadas por ciudades y condados, aeropuertos y terminales marítimas, instituciones educativas y servicios públicos tienen múltiples tipos de vehículos con especificaciones requeridas que realizan una variedad diversa y crítica de tareas.

Durante muchos años, las flotas y los fabricantes de vehículos trabajaron juntos para construir las diferentes plataformas de vehículos de gas natural capaces de hacer el trabajo. Desde camionetas con escalones hasta camiones de volteo, desde barredoras de calles hasta camiones con cangilones, la industria ahora ofrece diversos vehículos de gas natural para satisfacer las necesidades de cualquier flota. No fue hasta hace apenas seis o nueve años que la industria realmente comenzó a ofrecer un producto de gas natural consistente, tecnológica y ambientalmente superior.

El 27 de junio, la Junta de Recursos del Aire de California aprobó la regla Advanced Clean Truck (ACT), que requerirá que los fabricantes de vehículos de servicio mediano y pesado (MHDV) vendan camiones de cero emisiones en el estado en porcentajes en constante aumento a partir de 2024.

Vehículos eléctricos para satisfacer todas las necesidades

Para satisfacer las demandas operativas de las diversas flotas de hoy, los vehículos eléctricos deberán sufrir una evolución similar al GNV. Aunque se desconoce el cronograma exacto, se necesitarán años (posiblemente una década o más) para obtener esta próxima generación de tecnología avanzada de vehículos adecuada para las necesidades de cada flota. 

Han pasado 30 años desde que California ordenó por primera vez las ventas de automóviles de cero emisiones para el mercado de vehículos de pasajeros, y los vehículos eléctricos ligeros todavía están luchando por asegurar una aceptación comercial generalizada. Los fabricantes de MHDV de cero emisiones inevitablemente experimentarán problemas de crecimiento similares en el camino hacia la comercialización y la adopción de una amplia flota.

Así como los fabricantes de vehículos ligeros han necesitado décadas para producir los vehículos eléctricos de batería que los clientes desean, los fabricantes de vehículos medianos y pesados ​​también necesitarán tiempo para adaptarse y madurar a las demandas de sus clientes. La clave para el desarrollo de camiones eléctricos listos para el mercado es, por supuesto, la batería.

Encontrar el equilibrio adecuado entre la densidad de energía (rango), la descarga de energía (potencia), el peso (que afecta el rango, la potencia y la carga útil) y el costo ha demostrado ser un obstáculo importante en el desarrollo de vehículos de servicio pesado y mediano comercialmente competitivos.

Considere un administrador de flota de la ciudad que opera una barredora de calles. Lo que parece un cambio de EV fácil se complica rápidamente. El vehículo, que funciona continuamente con los cepillos y se desplaza a una velocidad baja pero constante, tiene una enorme necesidad de potencia. Este vehículo específico también tiene muy pocas oportunidades de frenado regenerativo que, de otro modo, recargaría una batería a bordo. Agregar los cientos de libras de baterías que este vehículo necesitaría para operar afecta el alcance, la potencia y la carga útil. 

Teniendo en cuenta que el vehículo debe operar en una ruta fija varias veces a la semana, no puede regresar a la base a mitad de la ruta y probablemente no tendrá acceso a cargadores rápidos de alta potencia mientras está en operación, o necesitaría cargar a través de cargadores inteligentes en ruta; son los tipos de desafíos que comienzan a surgir.

Escuchando a los clientes de flotas

Estas preguntas e inquietudes de los clientes de flotas acerca de esta emocionante y desafiante transición en el transporte por carretera no son nuevas para el equipo de Trillium. 

Independientemente del combustible que pueda necesitar una flota, Trillium trabaja junto con los clientes para identificar las soluciones que funcionan mejor para sus operaciones: equilibrando el costo, la confiabilidad, los plazos de implementación, los objetivos de sostenibilidad, la ubicación y la escala. Trabajando juntos, encontraremos las respuestas que funcionen mejor para su flota.

Fuente: Trillium

A %d blogueros les gusta esto: