Buquebus, Scania y Galileo se unen en proyecto de GNL en Argentina

La empresa naviera Buquebus presentó el nuevo proyecto de integración vertical sustentable, que involucra la incorporación de dos nuevos generadores a gas natural de la firma Caterpillar, un surtidor Galileo Patagonia de GNL y dos camiones Scania P340 6×2. La inversión fue de seis millones de dólares.

29 de octubre de 2020.   La iniciativa argentina se suma a la que había comenzado hace ocho años con la adquisición del buque Francisco que opera con gas natural licuado (GNL) y la instalación de una planta de licuefacción modular en San Vicente, provincia de Buenos Aires, la cual está equipada con estaciones Cryobox desarrolladas por Galileo Technologies para proveer el GNL que alimenta a la moderna embarcación.

Los nuevos generadores permitirán aumentar la flexibilidad de dicha central y le darán la capacidad de autoabastecerse de electricidad con energía confiable, de máxima eficiencia y bajo impacto ambiental al utilizar gas natural como combustible.

Por su parte, los camiones Scania Green Efficiency convierten a Buquebus en una de las primeras compañías del mundo en incorporar esta tecnología ya que las unidades son impulsadas exclusivamente con GNL. Los camiones serán usados para transportar el GNL desde la planta de San Vicente hasta la terminal de Buquebus en Puerto Madero, para abastecer al buque Francisco.

Estos vehículos a gas permiten una autonomía de hasta 1.100 kilómetros, aumentan la eficiencia, reducen el impacto sonoro en un 50% y disminuyen las emisiones de CO2 hasta un 20%, con respecto a las versiones diésel convencionales. Además, logran una reducción de los costos operativos de hasta un 50%. Todos los motores Scania superan las exigencias de la norma Euro VI, la más estricta de Europa en relación al control de emisiones.

El ciclo se completa con la incorporación de un moderno surtidor Galileo Patagonia, cuya manguera le dispensará 150 litros de GNL por minuto a los nuevos camiones ecológicos para una carga rápida.

El equipo permite operar a través de gasoductos virtuales, es decir, se puede transportar e instalar en centros logísticos o industriales ya que no requiere conexión a la red soterrada de gas. A su vez, está preparado para dispensar bio-GNL, lo que reduce aún más las emisiones contaminantes.

“En 2013 arrancamos este sueño con Juan Carlos, la primera planta de nano GNL del mundo, que abastece al ferry Francisco, a su vez el ferry a GNL más veloz del mundo. Destaco la unión de las empresas, porque ahora nos juntamos con Buquebus y con Scania para desarrollar este proyecto y darle GNL a los camiones de Buquebus que trasladan el combustible que se produce en esta planta a su terminal en Puerto Madero.

“En cuanto al GNL, podemos tomar gas de gasoductos convencionales, como este caso; pero al mismo tiempo hay muchos pozos no conectados en Argentina, a donde podemos acercarnos, licuar el gas, colocarlo en isocontenedores y trasladarlo a distintos lugares, como plantas eléctricas. También podemos ir a industrias, desarrollar corredores azules con estaciones de GNL, crear ciudades armando un city gate; todo eso nos da una oportunidad de crecimiento y nos permite fomentar las economías regionales, bajar el costo del transporte y fundamentalmente aportar un combustible limpio”, dijo Juan Ojanguren, vicepresidente de Galileo Energía.

Por su parte, Andrés Leonard, CEO de Scania Argentina expresó: “El camino hacia un transporte sustentable y eficiente debe ser encarado por todos los eslabones que conformamos el sector. Estos camiones de nuestra línea Green Efficiency fueron diseñados para funcionar exclusivamente con GNL, y la elección de Buquebus por este tipo de combustible alternativo es esencial para continuar disminuyendo las emisiones contaminantes”.

Por su parte, el presidente de Buquebus, Juan Carlos López Mena, expresó: “Estamos en la planta de San Vicente, donde se toma el gas natural y se convierte en GNL. Nosotros tenemos dos grandes proveedores hoy, Galileo en la parte de licuefacción de gas y Scania en la parte de transporte de ese gas licuado, que también consumen gas licuado. Es una integración perfecta. Lo que me llevó a mí hace 12 años a pensar en el gas como propulsión de los barcos era que disminuía mucho las emisiones contaminantes y me pareció apasionante.”

Un vistazo al GNL en América Latina

Como preámbulo al primer Congreso de GNL en América Latina, Vostok Capital realizó el presente informe, basado en 200 encuestas a líderes y empresas de la industria, el cual traza las tendencias, los desafíos y las oportunidades del sector en el subcontinente.

22 de septiembre de 2020.   El gas natural desempeña un papel fundamental en la implementación de energías limpias, ya que se consolida como el primer paso en la transformación de la matriz energética global.

Se espera que el consumo global de gas natural crezca 40% para 2040, según la Agencia Internacional de Energía.

Hasta que ocurra la transición completa a fuentes limpias, el sector energético debe continuar con opciones intermedias que incluyen energías renovables no combustibles, bioenergía, energía nuclear y captura y almacenamiento de carbono (CCS).

Un estudio reciente de KPMG afirma que el gas natural superará al carbón para convertirse en la segunda fuente de combustible del mundo en la próxima década.

Los mercados con alta penetración de energías renovables en sus mezclas de generación de energía están considerando al gas, a menudo entregado como gas natural licuado (GNL), como una fuente de generación de energía de respaldo confiable para complementar las energías renovables.

Este es particularmente el caso en los mercados de América Latina, como Brasil, Colombia y Panamá. Para mitigar el riesgo de falta de electricidad, varias autoridades de toda la región están recurriendo al GNL como una nueva fuente de energía cuando hay interrupciones en el suministro de hidroelectricidad.

El GNL es un respaldo más limpio para la energía hidroeléctrica que el diésel o el combustible de petróleo pesado, lo que lo hace atractivo para los gobiernos que están luchando contra el cambio climático.

Según un estudio de Pace Global Energy Services, la generación de energía a carbón produce más del doble de  emisiones de gases de efecto invernadero que la generación de energía alimentada por GNL. Además, reemplazar solo una planta de energía a carbón de 500 megavatios con generación de energía alimentada con GNL durante un año equivaldría a sacar 557.000 automóviles de las carreteras.

América Latina representa el tercer mercado para la venta de GNL en todo el mundo. México lidera el consumo en el continente, con 6,9 millones de toneladas en 2019. Brasil, Argentina y Chile también son importantes consumidores latinoamericanos y se encuentran entre los 15 principales importadores de GNL del mundo.

Se espera que el consumo regional aumente un 40% adicional para 2030 (2,6% anual), de ahí la necesidad de reemplazo de reservas a través de la exploración.

El papel  de América Latina en el sector de GNL ha sido principalmente como importador, pero esa situación está cambiando lentamente gracias al potencial de las reservas de gas natural existentes principalmente en Trinidad y Tobago, Argentina, México, Brasil y Perú (alrededor del 4% de las reservas mundiales).

Argentina está a la vanguardia de este cambio, gracias al fuerte crecimiento de la producción de gas natural en la cuenca no convencional de Vaca Muerta. En el mediano plazo, Brasil podría agregarse, beneficiándose del aumento de producción de sus vastos campos pre-salinos. Además, Bolivia podría convertirse en un exportador de GNL.

Estos países se unirían a Perú y Trinidad y Tobago, los únicos dos exportadores actuales de GNL. Con respecto a la infraestructura, Perú destaca por su importante potencial en el campo Camisea y por contar con una planta de licuefacción para exportación.

El consumo de gas en América Latina se ha duplicado en los últimos 20 años, aumentando en promedio 3,5% anual. (Fuente: BP Statistical Review 2018). El desarrollo de la actividad está dando lugar a proyectos que presentan características innovadoras en su concepción, tecnología y estructuración. Cada vez se desarrollan más iniciativas de GNL en la región, tanto por parte de gobiernos como de entidades privadas.

Actualidad regional

Para América Latina, la generación a gas natural es la mejor opción para asegurar un suministro confiable de electricidad, con un número creciente de países que buscan establecer terminales de importación de GNL y CCGT en la próxima década.

Argentina tiene la tercera reserva recuperable de gas de esquisto más grande del mundo, sin embargo, la pandemia de la Covid-19 ha tenido un gran efecto en el sector de GNL, debido a la fuerte caída de los precios del petróleo y GNL, que impacta directamente en las posibilidades de desarrollo de los yacimiento de petróleo y gas de Vaca Muerta.

Perú continúa exportando GNL a un ritmo confiable. Su exportación aumentó un 26,19% interanual hasta mayo de 2020, con envíos que alcanzaron los 18,21 millones de unidades térmicas británicas (MMBTU).

En Brasil el GNL se ha vuelto cada vez más crítico para la combinación de generación como una fuente de energía confiable y flexible para complementar y proporcionar un combustible de equilibrio crucial para la abundante pero intermitente capacidad hidroeléctrica del país.

El Caribe se enfrenta a un paisaje cambiante. Si bien la industria del gas natural en la región se había centrado anteriormente en la instalación de exportación de GNL de 15 mtpa en Point Fortin, Trinidad, un número creciente de proveedores de soluciones integradas de GNL a pequeña escala se están enfocando cada vez más en el crecimiento sustancial de las islas del Caribe.

La reestructuración de las economías caribeñas para la resiliencia que se requerirá después de la Covid-19 brinda una oportunidad única para cambiar los requisitos de combustible para la generación de energía y el transporte a alternativas más limpias como el GNL y opciones más ecológicas como las energías renovables.

En Trinidad y Tobago, los desarrollos planeados de GNL programados para después de 2021 tienen menos certeza de llegar a tiempo, y los proyectos pueden posponerse para un momento más favorable. La  National Gas Company (NGC) se está centrando en el Caribe para impulsar el comercio regional de GNL.

La compañía también investiga la viabilidad de proyectos de GNL y micro-GNL. Esto incluye la posibilidad de modificar las instalaciones de Atlantic LNG para aceptar buques más pequeños que puedan servir a las terminales de importación del Caribe.

Para México, las tendencias de la demanda a largo plazo continúan abriendo oportunidades para proyectos de gas natural, siendo los proyectos de desarrollo y los servicios de tuberías las oportunidades de inversión más atractivas en este momento, por ser vitales para la industria manufacturera mexicana.

También el gas natural transportado de otras formas podría ser un nicho de mercado atractivo, una opción que se abrió en 2020 gracias a los cambios regulatorios de Estados Unidos para los despachos de GNL a México por tren. Se necesitaría la aprobación reglamentaria para que México reciba GNL por vía ferroviaria, pero ya lo están considerando empresas estadounidenses.

El proyecto de licuefacción ECA de dos fases de $1.9 mil millones, una empresa conjunta entre las subsidiarias de Sempra Infraestructura Energética Nova (IEnova) y Sempra LNG, está esperando la aprobación de exportación. El proyecto ya cuenta con autorizaciones del Departamento de Energía de EE.UU. que permiten a Sempra exportar gas natural producido en EE.UU. a México y luego reexportarlo a nivel mundial.

Para Colombia, la situación es de incertidumbre. Desde 2012 las reservas de gas natural vienen cayendo consistentemente a alrededor de 3 terapiés cúbicos al cierre de 2019. En cuanto a proyectos, en marzo de 2021 se adjudicaría la planta regasificadora del Pacífico y el gasoducto Buenaventura-Yumbo, por US$700 millones. El estimado  del  Gobierno es que la planta entre en operación en 2024.

Petrolera estatal chilena puso en marcha primer vehículo a GNL

Marcando un nuevo hito en su compromiso con una matriz energética nacional más limpia y sostenible, comenzó a operar el primer camión de la flota de ENAP que utiliza GNL. Se trata de un vehículo más eficiente, no ruidoso y que emite 85% menos gases de efecto invernadero, comparado con un vehículo homólogo que utilice diésel.

14 de agosto de 2020.   Fabricado por la firma italiana Iveco y operado por la empresa de Transportes Santa María y Cryolab, el vehículo a gas natural licuado (GNL) inició su viaje inaugural desde el Terminal GNL de Quintero, donde realizó su primera carga de combustible bajo estrictas medidas de seguridad. Con una autonomía de 1.600 kilómetros aproximadamente, el camión llegó hasta la Planta de Regasificación de ENAP en Pemuco, desde donde se inyectó el gas transportado a la red de Concepción.

“Este ejemplo del equipo de ENAP demuestra lo que se puede hacer con creatividad e innovación”, señaló el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, quien acudió al Terminal de Quintero.

“Queremos empujar hacia una matriz energética más amigable con el medioambiente. Y este es un camión que consume GNL, que casi no contamina. Tiene una autonomía muy grande y, además, es mucho más silencioso, lo que mejora la calidad de vida de las personas, pero además hace más grata la conducción. Es un muy buen ejemplo de que podemos generar inversión, mayor eficiencia en las operaciones y además cuidar el medioambiente. El gobierno está comprometido con transitar hacia una matriz más limpia y específicamente limpiar el transporte, que es uno de los sectores más complicados”, agregó el funcionario.

El gerente general de ENAP, Andrés Roccatagliata, también comentó: “Como empresa pública clave para el abastecimiento de combustibles en el país, estamos dando un ejemplo, innovando, para pasar a una tecnología que es más amigable con el medioambiente. Estamos muy contentos de presentar el primer camión 100% a Gas Natural Licuado de nuestra flota”.

El máximo ejecutivo subrayó que el objetivo de la estatal es “no es quedarnos en esta experiencia piloto, sino que queremos que se entusiasme el resto de las compañías, el resto de la flota, el resto de los transportistas, para que vayamos mirando esta tecnología que se justifica con creces”.

De hecho, este camión es parte del proyecto que la Gerencia de Gas y Energía de ENAP ha desarrollado con el objetivo de instalar al GNL como un combustible alternativo para el transporte de carga por carretera y el transporte público.

En la actualidad, la estatal dispone de una flota de 94 camiones que recorren anualmente cerca de 18.000.000 de kilómetros entre sus distintas instalaciones y hacia sus principales clientes, de manera de garantizar el combustible al país.

De acuerdo con los resultados de estos primeros recorridos, la compañía podría iniciar el proceso de conversión gradual de sus vehículos, permitiendo capturar las ventajas económicas y medioambientales que el GNL otorga al transporte de carga por carretera.

Fuente: ENAP

Construirán más de 1.300 estaciones de GNL en rutas principales de India

Petronet LNG, la compañía de infraestructura de GNL más grande de India, adoptará una estrategia triple para expandir su negocio en el país después de que el gobierno permitiera la comercialización y distribución de GNL por parte de cualquier entidad.

16 de julio de 2020.   Petronet busca impulsar la infraestructura de gas natural licuado (GNL) en carreteras de India, donde el combustible no está disponible para vehículos pesados. Como parte de esta estrategia, la compañía establecerá 1.350 estaciones de servicio de GNL en las principales rutas nacionales.

“Ahora hay un campo de juego nivelado para la instalación de estaciones de GNL. Por lo tanto, hemos planeado el desarrollo de nuestro corredor de GNL en tres fases”, dijo Vinod K Mishra, director de finanzas de Petronet LNG.

En la primera fase, la compañía instalará 50 estaciones en cinco autopistas principales, que incluyen el Corredor Oeste y el Corredor Sur, para 2021. En la segunda fase, se planea desarrollar alrededor de 300 estaciones de GNL en todas las carreteras, mientras que en la tercera etapa se construirán 1.000 estaciones.

India tiene un total de 87 carreteras nacionales que interconectan la capital del país y las capitales estatales a través de ciudades importantes. Petronet LNG espera cubrir unos 35.000 km de autopistas, teniendo en cuenta que el 25% de las autopistas tiene circulando vehículos comerciales medianos y pesados, tránsito de varios puertos, minas, complejos petroquímicos, industrias de bienes de consumo y centros logísticos.

“En la mayoría de los casos, estaremos vinculados con compañías de distribución de gas de la ciudad, compañías del mercado petrolero y otros actores porque nuestra intención es mejorar el uso de GNL en el sector automotor, especialmente en los camiones de larga distancia y los autobuses interestatales”, agregó Mishra.

El pasado 7 de junio, la Junta Reguladora de Petróleo y Gas Natural (PNGRB) dijo que cualquier entidad elegible puede establecer una estación de GNL en cualquier parte del país. Esto se hizo no solo para promover el GNL como combustible alternativo para vehículos pesados, sino también para ayudar a reducir la dependencia del petróleo, más del 80% del cual se importa en el país.

Regasificadora del Pacífico, lo que está pendiente y los contratos

A propósito de los avances para seleccionar al constructor y oprador de la planta de regasificación de Buenaventura, apuntes del abogado Hembarth Suárez.  

Por: HEMBERTH SUÁREZ LOZANO*

7 de julio de 2020.   La Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) dio a conocer unos segundos “pre-documentos” para seleccionar al inversionista que construirá la segunda planta de regasificación en Colombia. Dado que es un proceso que sigue en construcción, ya más maduro que antes, siguen algunos puntos pendientes por resolverse.

Un punto es si el costo de las dos infraestructuras lo asumiremos en un 100% todos los colombianos o solo algunos consumidores y agentes en particular. Esto sigue picando como un tábano a muchos. 

Otro punto que inquieta es, si la unidad flotante que trae el gas natural licuado (GNL) ingresa primero en operación, lo cual es muy probable, cómo se distribuirá el gas. Si se tiene pensado que será por gasoductos virtuales, es decir, a través de vehículos, pues muy bien porque se crea una oportunidad para las empresas que desarrollan este esquema. La oportunidad, en mi opinión, es que estas empresas podrán ampliar la prestación de servicios en nuevas regiones o áreas, con lo cual se fortalecen los gasoductos virtuales.

Algo que sí está claro es que el inversionista asumirá, a su propio riesgo, todos los aspectos del proyecto. Incluso se advierte que el agente seleccionado asumirá las consecuencias de que la CREG no oficialice oportunamente el Ingreso Anual Esperado que es la metodología de remuneración que recibirá el inversionista.

En lo que tiene que ver con la dinámica para la selección del inversionista, tenemos que será la de oferta y contraoferta. La oferta debe estar integrada por dos sobres, el primero es para la propuesta técnica y el segundo es para la propuesta económica.

En mi opinión, independiente de las razones que existen en contra o a favor de la construcción de la planta, conviene que Colombia siga reforzando sus reservas, activando las operaciones de exploración y producción de hidrocarburos off shore junto con la exploración de los Yacimientos No Convencionales.

Por último, en materia jurídica y contractual, conviene identificar cuál es el contrato que materializa los servicios de una planta de regasificación. Al contrato se denomina TUA por sus siglas en inglés, Terminal Use Agreement, el cual regula el uso de las facilidades de almacenamiento y regasificación. El objeto de este contrato es regular los servicios de recibo, almacenamiento y regasificación del gas natural adquirido a través del acuerdo marco para la compra y venta de GNL.

*Socio fundador de OGE Legal Services

En marzo de 2021 se adjudicaría la Regasificadora del Pacífico

El nuevo ministro de Minas y Energía Diego Mesa anunció la apertura de pleigos para la construcción de la Planta de Regasificación del Pacífico y el gasoducto Buenaventura-Yumbo.

Por: VALORA ANALITIK

3 de julio de 2020.   En mayo pasado, el ahora ministro de Minas y Energía de Colombia, Diego Mesa, había revelado que la adjudicación de la planta regasificadora del Pacífico se movería para el primer trimestre de 2021.

En su primera presentación ante los medios de comunicación como ministro, confirmó que la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) publicó para comentarios un primer borrador de la convocatoria pública para la adjudicación del proyecto con una inversión estimada de US$700 millones.

De acuerdo con el borrador –que estará para comentarios hasta el 17 de julio-, se estima que la audiencia pública para apertura de sobres con las ofertas por parte de los inversionistas será el ocho de marzo de 2021. Sin embargo, se deja claro en el cronograma que podrá haber contraofertas, proceso que se cumplirá hasta el 12 de abril.

El estimado del Gobierno, dijo el ministro, es que la planta entre en operación en el 2024.

Los interesados deberán presentar una Garantía de Seriedad como mínimo por US$70 millones que podrá estar denominada en pesos colombianos, para lo cual se deberá utilizar la Tasa Representativa del Mercado vigente el día de su expedición.

Empresas como Promigas y el Grupo Energía Bogotá (GEB) han manifestado desde hace varios meses su interés por participar en el proyecto que contempla la construcción de las instalaciones para regasificar el combustible que llegue en los buques junto con un gasoducto desde el puerto de Buenaventura hasta el municipio de Yumbo, Valle del Cauca.

En el documento se lee que: “El Ingreso Anual Esperado Ofertado deberá reflejar los costos asociados con la preconstrucción (incluyendo diseños, servidumbres, estudios, licencias ambientales y términos para su trámite, demás permisos o coordinaciones interinstitucionales, honorarios de la Fiduciaria y el Auditor y todo otro concepto aplicable) y construcción (incluyendo la interventoría de la obra y las obras que se requieran para la viabilidad ambiental del proyecto), el costo de conexiones al Sistema de Transporte y estaciones de transferencia de custodia que se requieran, el costo de oportunidad del capital invertido y los gastos de administración, operación y mantenimiento (AOM) correspondientes”.

Golar Power y Galileo unen fuerzas para promover el GNL en Brasil

Con la iniciativa, Golar Power busca ampliar la participación del GNL de origen local en su oferta y acelerar la transición energética brasileña: de diésel, GLP o fueloil pesado a gas natural.

2 de julio de 2020.   Golar Power, una de las mayores empresas globales en la operación integral de gas natural licuado (GNL), acordó una alianza estratégica con Galileo Technologies, que proveerá su set de Soluciones Gas 3.0: Acondicionamiento de Gas, Producción Distribuida de GNL, Surtidores de GNL y Plantas Regasificadoras.

El ambicioso objetivo se da en el marco del programa nacional Novo Mercado de Gas, que tiene en cuenta que el GNL es un combustible económico y de reducida huella de carbono. Sin embargo, el acuerdo de ambas compañías procura ir hacia la etapa máxima de la transición energética desde el primer día: la producción de bio-GNL.

Los proyectos iniciales solicitados por Golar Power a Galileo involucran la provisión de dos clusters de micro-LNG. El primero estará compuesto por dos Estaciones Cryobox de producción de GNL que, conectadas a una planta ZPTS de acondicionamiento de gas, producirán 30 toneladas diarias de GNL en un pozo maduro en el Estado de Bahía.

El segundo cluster se instalará en San Pablo para capturar y licuar biometano proveniente del relleno sanitario. El mismo estará integrado por una Estación Cryobox, que tendrá capacidad para proveer hasta 15 toneladas diarias de Bio-GNL.

“Con la alianza con Galileo, vamos a sumar al Bio-GNL a nuestro portfolio y al gas doméstico licuado, ofreciendo a la población alternativas más baratas y limpias que los combustibles tradicionales”, dijo Marcelo Rodrigues, vice-presidente de Golar Power.

A través de ambas soluciones de micro-LNG, Golar Power aprovechará gas brasileño que está fuera del sistema para volcarlo a su comercialización como combustible líquido. Una vez distribuido a través de la red vial, el GNL podrá alimentar a centrales de generación eléctrica, distribuidoras de gas natural, industrias y vehículos livianos y pesados.

“A diferencia de las tecnologías de generaciones anteriores, nuestras tecnologías de tratamiento y licuefacción de gas, se adaptan a la escala de las fuentes dispersas de metano, que frecuentemente también son las más cercanas a los consumidores. Por eso, fueron desarrolladas para la producción distribuida de GNL”, señaló Horacio Andrés, vicepresidente de la subsidiaria de Galileo Technologies en Brasil.

“Las soluciones desarrolladas por Galileo permiten escalar la capacidad instalada por medio de módulos, lo que nos ayudará a atender el crecimiento de la demanda con flexibilidad y a complementar nuestros proyectos y tecnologías de small-scale LNG”, amplió Rodrigues.

Al distribuir GNL a través de la red vial, Golar Power superará los límites de la infraestructura: Brasil tiene solamente 9.409 kilómetros de gasoductos.

“Apenas 5% de los municipios brasileños son atendidos por gasoductos. Nuestro desafío es que el gas natural llegue a esas localidades y por ello apostamos al GNL para distribuirlo en pequeña escala”, concluyó Rodrigues.

La explotación de nuevas fuentes de gas brasileño también estará acompañada por nuevas alternativas para consumirlo. Golar Power instalará los surtidores de GNL de Galileo en las estaciones de la red BR para establecer Corredores Verdes, la definición brasileña de los Corredores Azules, en los que los camioneros podrán optar por la carga de GNL.

A los clientes industriales se les proveerá sistemas de almacenamiento y de plantas regasificadoras para facilitar el consumo de gas en hornos, motores y turbinas.

Fuente: Galileo Technologies

Volkswagen ya transporta autos en el mayor buque ro-ro a GNL del mundo

Por primera vez, los vehículos de Volkswagen serán transportados de Europa a América del Norte y Central en un carguero impulsado por GNL.

18 de junio de 2020.    El SIEM Confucius, con una carga de más de 4.800 vehículos destinados a América del Norte, partió de Emden, Alemania, hacia Veracruz en el Golfo de México. De acuerdo con la declaración de misión medioambiental “goTOzero”, la compañía aspira a reducir sus emisiones netas totales de CO2 en un 30% para 2025 y ser neutral en CO2 en 2050. Todo el transporte, por agua, carretera y ferrocarril, debe ser ecológico para lograr esto.

“Estamos orgullosos de poner en servicio el primer transportador de autos a GNL del mundo de este tamaño. Es una parte de nuestra estrategia de descarbonización. Tenemos que tomar medidas ahora, porque barcos como el carguero a GNL SIEM Confucius y, pronto, su barco hermano SIEM Aristotle estarán en servicio durante muchos años”, dijo Thomas Zernechel, director de logística de Volkswagen Group.

Al igual que su barco hermano, que se espera que entre en servicio este año, el ultramoderno SIEM Confucius, que tiene 200 metros de largo y 38 metros de ancho, es un barco fletado exclusivo para la logística de Volkswagen Group. Tiene 13 cubiertas de automóviles y una capacidad de 7.500 CEU (unidades equivalentes de automóviles), que corresponde a alrededor de 4.800 vehículos en la combinación de modelos de Volkswagen, desde automóviles hasta vehículos comerciales ligeros.

Los barcos funcionan con motores marinos dual fuel de 12.600 kW con inyección directa y el tratamiento posterior de gases de escape de MAN Energy Solutions. En modo de velocidad ecológica, viajan a una velocidad de 16.5 nudos (30.6 km/h). Los dos tanques en cada barco, cada uno con 1.800 metros cúbicos, son suficientes para cubrir toda la distancia con el combustible cargado en Europa. Además del GNL, los buques también pueden funcionar con biogás o e-gas.

Volkswagen Group Logistics organiza, coordina y es responsable de alrededor de 7.700 salidas de barcos en todo el mundo por año.

Varios cientos de transatlánticos y once buques de alquiler de cargueros, dos de los cuales ahora están siendo reemplazados por las unidades a GNL, navegan diariamente por los océanos del mundo para el Grupo. La empresa envía 2.8 millones de autos nuevos por año.

Fuente: Volkswagen Group

La demanda mundial de GNL enfrenta la primera contracción en 8 años

De acuerdo con Wood Mackenzie, el mercado mundial de GNL solo se recuperaría hasta mediados de 2021.

2 de junio de 2020.   La industria mundial del gas natural licuado (GNL) está a punto de enfrentar su primera contracción de la demanda estacional desde 2012. Se espera que la demanda en el verano de 2020 caiga un 2,7% o 3 millones de toneladas (Mt) año tras año, de acuerdo con un reporte de Wood Mackenzie.

Las medidas de cierre y las perspectivas económicas negativas derivadas de la pandemia de coronavirus han afectado a los países importadores de GNL de Asia, lo que ha resultado en el segundo año consecutivo de crecimiento lento de la demanda de GNL.

El director de investigación de Wood Mackenzie, Robert Sims, dijo: “La Covid-19 impulsará una contracción global en las entregas de GNL hasta el verano de 2020 en comparación con el año anterior. Esta será la primera contracción estacional en ocho años.

“La próxima temporada de invierno (2020-21) podría ver una modesta mejora de 5 Mt en la demanda mundial de GNL en comparación con la temporada de invierno anterior.

“La dinámica de los precios entre ambas temporadas también es probable que sea similar. Podría haber algún riesgo a la baja para los precios asiáticos este invierno si los compradores levantan algunos de los volúmenes diferidos de este verano. En general, no se espera un retorno a un crecimiento más fuerte hasta mediados de 2021″.

Japón, el mayor importador mundial de GNL, experimentó una disminución de la demanda de GNL en el primer trimestre de este año, y las importaciones continuaron cayendo hasta abril a medida que el brote de coronavirus continuó extendiéndose. 

El cierre de escuelas, el distanciamiento social estricto, la orientación del trabajo desde el hogar y los cierres sectoriales parciales disminuyeron la demanda de GNL en el primer trimestre y continuarán teniendo un impacto durante el segundo trimestre.

La desaceleración en la demanda de GNL en Q1 se vio agravada por los altos niveles de almacenamiento. Al igual que 2019, Japón entró en 2020 con niveles de inventario superiores al promedio debido a un invierno templado, aunque los inventarios ahora están dentro de las normas estacionales. Se espera que la demanda de GNL en el segundo trimestre de 2020 caiga un 3% a 15.8 Mt en comparación con el segundo trimestre de 2019.

Qué pasa con China

Recién salido de la temporada de calefacción de invierno, China está cambiando su enfoque hacia la recuperación de la demanda industrial. China redujo el crecimiento de las importaciones de gasoductos en el primer trimestre de 2020 a solo un 1% interanual, con las importaciones del mayor proveedor, Turkmenistán, un 12%. 

Junto con un entorno de precios spot bajos, la exención temporal de los aranceles de importación de GNL de EE. UU. y la recuperación industrial, China logró aumentar las importaciones de GNL en los primeros tres meses de 2020.

Pasando al verano, China se enfrenta ahora a la difícil tarea de recuperación económica, pero no está claro si el gobierno establecerá objetivos específicos para el cambio de carbón a gas en 2020.

Así, la demanda de energía de gas a corto plazo se arriesga a la baja a medida que la recuperación de la demanda de energía se enfrenta a una macro incertidumbre y se están aprobando más centrales eléctricas de carbón. Como resultado, se espera que el consumo de GNL del segundo trimestre de 2020 en China aumente 12% a 15 Mt año con año.

El otro motor del crecimiento de la demanda de GNL, India, experimentó un crecimiento del consumo en el primer trimestre de 2020 a niveles récord de 19% interanual, impulsado por los bajos precios spot. 

Wood Mackenzie espera que esto se revierta ya que tres meses de encierro reducen materialmente el consumo de GNL. Se espera que la demanda de GNL del país disminuya un 24% a 4 Mt en el segundo trimestre de 2020 en comparación con el mismo período del año pasado.

Los bloqueos en toda Europa han sido tan severos como en Asia, pero se espera que el impacto total en la demanda de gas sea proporcionalmente menor debido a la menor proporción de gas utilizado en el sector industrial, así como a la resistencia de la quema de carbón en el sector eléctrico y una demanda en gran medida no afectada en el uso residencial.

Aunque la demanda total de gas de Europa ha bajado en comparación con el año pasado, las importaciones de gasoductos rusos han creado más espacio para que el GNL sea absorbido. Sin embargo, la diferencia fundamental más grande con respecto a 2019 son los vastos inventarios de gas de Europa, que actualmente se encuentran en máximos estacionales y reducirán la capacidad del continente para absorber el excedente global de GNL en el tercer trimestre de 2020.

Sims dijo: “Aunque el mercado ya lo había anticipado, las noticias de que más de 20 cargas de GNL de EE. UU. habían sido ‘canceladas’ es significativo para el mercado.

“Esperamos que la subutilización de los terminales de EE. UU. continúe durante varios meses en verano, ya que los márgenes siguen siendo negativos para muchas empresas. Lo nuevo es que nuestros saldos y perspectivas de precios sugieren que ahora también se producirá cierto grado de infrautilización hasta el verano de 2021.

“Quizás el cambio más sorprendente es el impacto que los bajos precios del mercado están teniendo en el suministro de GNL, con revisiones a la baja en todas las cuencas y regiones.

“Si esto resulta ser persistente en 2021, y vemos algún tipo de fuerte repunte en la demanda de GNL de Japón, Corea o India, entonces una corrección de precios podría comenzar antes de lo previsto y reducir el riesgo de nuevas reducciones de la oferta de Estados Unidos el próximo año”, concluyó Sims.

La Superservicios vigilaría al Gas Natural Licuado

La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios (SSPD) publicó un borrador de resolución a través del cual someterá a inspección, control y vigilancia a las personas naturales o jurídicas que presten el servicio de regasificación y el servicio de comercialización de gas natural importado en Colombia.

Por: HEMBERTH SUÁREZ LOZANO*

1º de junio de 2020.   El gas natural se puede convertir del estado gaseoso al estado líquido y del líquido al estado gaseoso, lo primero se conoce como licuefacción y lo segundo se conoce como regasificación. Esas transformaciones son tratamientos que permiten transportar mayores cantidades de gas natural y, a la vez, permiten el desarrollo de nuevos servicios.

El GNL a pequeña escala resulta atractivo para atender, por ejemplo, más usuarios industriales que tienen como finalidad transformar las materias primas en productos elaborados, como es el caso de la siderurgia, las industrias mecánicas, la química, la textil, la producción de bienes de consumo, industrias de bienes precocidos y congelados.

Pues bien, la nueva función que tendrá la Superservicios tiene sustento en el Plan Nacional de Desarrollo que está en la Ley 1955 de 2019 y la razón es que, según la SSPD, la actividad de la regasificación y la comercialización de gas natural importado actualmente no hace parte de la cadena de prestación del servicio público domiciliario de gas combustible, ni tampoco se encuentran señaladas como actividades complementarias, por ello en los próximos días ordenará asimilar la actividad regasificación a la producción – comercialización y la comercialización de gas natural importado a la actividad de comercialización de gas natural.

Algunas de las consecuencias de la nueva facultad por parte de la Superservicios serán las siguientes:

Primera, imponer sanciones, por ejemplo multas, si el servicio de regasificación o de comercialización de gas natural importado se presta por fuera de los buenos comportamientos que define la regulación de la CREG, junto con las resoluciones del Ministerio de Minas y Energía y la UPME.

Segunda, los inversionistas extranjeros que deseen construir la terminal de regasificación del Pacífico o una terminal de regasificación en La Guajira serán sujetos pasivos susceptibles de investigación y sanción por parte de la Superservicios.

Para finalizar, el borrador de la resolución que publicó la Superservicios busca asimilar la actividad regasificación a la actividad de “Producción – Comercialización”. Es decir, inspeccionar, controlar y vigilar los servicios que prestan empresas como la Sociedad Portuaria El Cayao (SPEC), la primera terminal de regasificación que existe en Colombia y que tiene por vocación regasificar con destino a la generación de energía eléctrica en Colombia.

*Socio fundador de OGE Legal Services