El Toyota Mirai bate récord mundial: +1.000 km con una carga de hidrógeno

El viaje comenzó el 26 de mayo desde la estación de hidrógeno de Hysetco en Orly y terminó después de conducir 1.003 km con un solo llenado.

3 de junio de 2021.   Los 1.003 kilómetros libre de emisiones se recorrieron en la vía pública, al sur de París y en las áreas de Loir-et-Cher e Indre-et-Loire, y la distancia y el consumo fueron certificados por una autoridad independiente. Se utilizó hidrógeno verde y el consumo medio de combustible fue de 0,55 kg/100 km, en tanto el Toyota Mirai pudo almacenar 5,6 kg de hidrógeno.

El nuevo Mirai es el auto de pila de combustible de segunda generación de Toyota. Ofrece más rendimiento, un diseño más elegante y dinámico y una nueva dinámica de conducción en comparación con el de primera generación.

Además, la mayor eficiencia del sistema de pila de combustible, junto con una mejor capacidad de almacenamiento de hidrógeno y aerodinámica, contribuyen a un aumento de la autonomía a unos 650 km en condiciones normales de conducción, con menos de 5 minutos de repostaje en una estación de 700 bar.

Los cuatro pilotos que completaron el intento de récord incluyeron a Victorien Erussard, fundador y capitán de Energy Observer, primer barco equipado con una pila de combustible Toyota y proyecto del que Toyota es socio. James Olden, ingeniero de Toyota Motor Europe; Maxime le Hir, gerente de producto de Mirai; y Marie Gadd, gerente de Relaciones Públicas de Toyota Francia.

“Es un desafío increíble lo que logramos con el nuevo Mirai. Internamente, es la mentalidad de Start your Impossible, yendo más allá de nuestros propios límites, lo que nos impulsa, y lo hemos vuelto a demostrar hoy. Me gustaría agradecer a los equipos de Toyota Francia y Toyota Europa, así como a Victorien de Energy Observer, con quienes compartimos la misma visión y la misma ambición. Mediante asociaciones sólidas podremos contribuir a una sociedad mejor y más ecológica”, dijo Frank Marotte, CEO de Toyota Francia.

“Estoy muy feliz de haber asumido este desafío de 1.000 km más allá del volante del nuevo Mirai. Toyota siempre ha estado a la vanguardia de la innovación en hidrógeno y nuestra colaboración se fortalece año tras año. Como ex competidor de mar abierto, necesito enfrentar desafíos y agradezco calurosamente a Frank Marotte y sus equipos por haberme llevado a esta aventura de cero emisiones, demostrando que nada es imposible y que la movilidad a hidrógeno está aquí hoy”, comentó Victorien Erussad.

Fuente: Toyota Europa

Descubren el dispositivo ideal para producir hidrógeno limpio

Hace tres años, científicos de la Universidad de Michigan descubrieron un dispositivo de fotosíntesis artificial hecho de silicio y nitruro de galio (Si/GaN) que aprovecha la luz solar para producir hidrógeno libre de carbono para celdas de combustible con el doble de eficiencia y estabilidad que algunas tecnologías anteriores.

Por: RAMÓN ROCA

10 de abril de 2021.   Ahora, los científicos del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley (Berkeley Lab) del Departamento de Energía (DOE), en colaboración con la Universidad de Michigan y el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore (LLNL), han descubierto una propiedad sorprendente y auto-mejorable en Si/GaN que contribuye al rendimiento altamente eficiente y estable del material para convertir la luz y el agua en hidrógeno libre de carbono. 

Sus hallazgos, publicados en la revista Nature Materials, podrían ayudar a acelerar radicalmente la comercialización de tecnologías de fotosíntesis artificial y celdas de combustible de hidrógeno.

“Nuestro descubrimiento es un verdadero cambio de juego», dijo la autora principal Francesca Toma, científica de la División de Ciencias Químicas del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley (Berkeley Lab). Por lo general, los materiales en los sistemas de combustibles solares se degradan, se vuelven menos estables y, por lo tanto, producen hidrógeno de manera menos eficiente. Pero descubrimos una propiedad inusual en Si/GaN que de alguna manera le permite volverse más eficiente y estable. Nunca había visto tanta estabilidad.”

Los materiales de fotosíntesis artificial anteriores son excelentes absorbentes de luz que carecen de durabilidad; o son materiales duraderos que carecen de eficiencia de absorción de luz.

Pero el silicio y el nitruro de galio son materiales abundantes y baratos que se utilizan ampliamente como semiconductores en la electrónica cotidiana, como los LED (diodos emisores de luz) y las células solares, dijo el coautorZetian Mi, profesor de ingeniería eléctrica e informática en la Universidad de Michigan, quien inventó los dispositivos de fotosíntesis artificial de Si/GaN hace una década.

Cuando el dispositivo de Si/GaN logró una eficiencia récord de tres por ciento de solar a hidrógeno, Mi se preguntó cómo esos materiales ordinarios podrían funcionar tan extraordinariamente en un dispositivo de fotosíntesis artificial exótico, por lo que recurrió a Toma en busca de ayuda.

HydroGEN

Mi había aprendido de la experiencia de Toma en técnicas avanzadas de microscopía para probar las propiedades de nanoescala (mil millonésimas de metro) de materiales de fotosíntesis artificial a través de HydroGEN , un consorcio de laboratorios de cinco países apoyado por la Oficina de Tecnologías de Hidrógeno y Celdas de Combustible del DOE y dirigido por el Laboratorio Nacional de Energía Renovable para facilitar las colaboraciones entre los Laboratorios Nacionales, la academia y la industria para el desarrollo de materiales avanzados para la división del agua. 

“Estas interacciones de apoyo a la industria y la academia en materiales avanzados de separación de agua con las capacidades de los laboratorios nacionales son precisamente la razón por la que se formó HydroGEN, para que podamos mover la aguja hacia la tecnología de producción de hidrógeno limpio”, dijo Adam Weber, responsable del programa del laboratorio de tecnologías de pila de combustible y codirector adjunto de HydroGEN.

Toma y el autor principal Guosong Zeng, un becario postdoctoral en la División de Ciencias Químicas del Laboratorio de Berkeley, sospecharon que GaN podría estar desempeñando un papel en el potencial inusual del dispositivo para la eficiencia y estabilidad de la producción de hidrógeno.

Para averiguarlo, Zeng llevó a cabo un experimento de microscopía de fuerza atómica fotoconductora en el laboratorio de Toma para probar cómo los fotocátodos de GaN podían convertir eficientemente los fotones absorbidos en electrones, y luego reclutar esos electrones libres para dividir el agua en hidrógeno, antes de que el material comenzara a degradarse y volverse menos estable y eficiente.

Esperaban ver una fuerte disminución en la eficiencia y estabilidad de absorción de fotones del material después de unas pocas horas. Para su asombro, observaron una mejora de 2-3 órdenes de magnitud en la fotocorriente del material proveniente de pequeñas facetas a lo largo de la «pared lateral» del grano de GaN, dijo Zeng. Aún más desconcertante fue que el material había aumentado su eficiencia con el tiempo, a pesar de que la superficie general del material no cambió tanto, dijo Zeng. “En otras palabras, en lugar de empeorar, el material mejoró”, dijo.

Para recopilar más pistas, los investigadores reclutaron microscopía electrónica de transmisión de barrido (STEM) en el Centro Nacional de Microscopía Electrónica en Berkeley Lab, y también espectroscopía de fotones de rayos X dependiente del ángulo (XPS).

Esos experimentos revelaron que una capa de 1 nanómetro mezclada con galio, nitrógeno y oxígeno, u oxinitruro de galio, se había formado a lo largo de algunas de las paredes laterales. Se había producido una reacción química, añadiendo «sitios catalíticos activos para reacciones de producción de hidrógeno», dijo Toma.

Las simulaciones de la teoría funcional de la densidad (DFT) llevadas a cabo por los coautores Tadashi Ogitsu y Tuan Anh Pham en LLNL confirmaron sus observaciones. “Al calcular el cambio de distribución de especies químicas en partes específicas de la superficie del material, encontramos con éxito una estructura de superficie que se correlaciona con el desarrollo de oxinitruro de galio como un sitio de reacción de evolución de hidrógeno”, dijo Ogitsu. «Esperamos que nuestros hallazgos y enfoque, una colaboración teórica-experimentales estrechamente integrada habilitada por el consorcio HydroGEN, se utilicen para mejorar aún más las tecnologías de producción de hidrógeno renovable».

Mi agregó: “Hemos estado trabajando en este material durante más de 10 años; sabemos que es estable y eficiente. Pero esta colaboración ayudó a identificar los mecanismos fundamentales detrás de por qué se vuelve más robusto y eficiente en lugar de degradarse. Los hallazgos de este trabajo nos ayudarán a construir dispositivos de fotosíntesis artificial más eficientes a un costo menor ”.

De cara al futuro, Toma dijo que a ella y a su equipo les gustaría probar el fotocátodo de Si/GaN en una celda fotoelectroquímica de división de agua, y que Zeng experimentará con materiales similares para comprender mejor cómo los nitruros contribuyen a la estabilidad en dispositivos de fotosíntesis artificial, que es algo que nunca pensaron que sería posible.

“Fue totalmente sorprendente”, dijo Zeng. “No tenía sentido, pero los cálculos de DFT de Pham nos dieron la explicación que necesitábamos para validar nuestras observaciones. Nuestros hallazgos nos ayudarán a diseñar dispositivos de fotosíntesis artificial aún mejores.”

Tomado de: elperidicodelaenergia.com

Galileo presentó una nueva estación de hidrógeno compacta

La Estación H-Patagonia es un módulo compacto que ofrece compresión, almacenamiento y despacho de hidrógeno bajo monitoreo remoto 24/7.

30 de marzo de 2021.   Como síntesis de más de 30 años de experiencia en la compresión de gas natural, la Estación H-Patagonia es un módulo compacto que ofrece compresión, almacenamiento y despacho de hidrógeno bajo monitoreo remoto 24/7.

Con capacidad para dispensar hidrógeno comprimido a 35 y a 70 megapascales (MPa), la estación puede cargar varios vehículos de pila de combustible en simultáneo y en un tiempo de 3 minutos por medio de sus mangueras incorporadas o de surtidores independientes.

Así como su despacho, la capacidad de almacenamiento de hidrógeno que acompaña a la estación también puede incrementarse con el agregado de tanques. Esta ingeniería modular permite que el equipo provea una solución de combustible limpio en estaciones públicas y privadas, atendiendo a vehículos livianos o flotas de buses, camiones o embarcaciones.

“Hemos percibido que los costos de las celdas de combustible se han reducido a la mitad en los últimos años y que se aproximan a un 5% de los valores del 2005, mientras que su durabilidad y rendimiento se extienden con nuevos récords.

“Si bien aún queda mucho por desarrollar desde la industria automotriz para optimizar costos, una de las principales brechas entre los consumidores y los autos de pila de combustible es la ausencia de infraestructura para la carga de hidrógeno. En Galileo, siempre hemos buscado superar los dilemas del tipo del huevo o la gallina apostando por la tecnología. Solo eliminando barreras para los consumidores, conseguiremos desarrollar la masa crítica que pondrá a estos vehículos en la calle y que, a su vez, justificará el incremento de la producción de hidrógeno verde y azul”, dijo Osvaldo del Campo, CEO de Galileo Technologies.

“Tenemos un compromiso total con la descarbonización y el progreso de la transición energética. Este lanzamiento es complementario de nuestras RNG Solutions para la producción de gas natural renovable, el cual puede ser destinado a servir de vector energético sin intermitencias en la generación de la electricidad necesaria para la electrolisis de hidrógeno verde. Asimismo, estamos trabajando en el desarrollo de un proceso de reforma de metano (CH4) con captura, utilización y almacenamiento de carbono (CCUS) para la producción de H2 a partir de biomasa”, agregó del Campo.

La visión de Galileo Technologies se inscribe en el avenir de una Tercera Revolución Industrial dominada por la digitalización e impulsada por un mix de vectores energéticos de emisiones reducidas y emisiones cero. La misma está orientada por las recomendaciones del Panel Intergubernamental Sobre Cambio Climático (IPCC) que destacan la importancia de mantener el calentamiento global por debajo de los 2°C, un objetivo que implica alcanzar una descarbonización del 25% hacia 2030 y la eliminación neta de las emisiones hacia 2070.

Fuente: Galileo Technologies

El hidrógeno requiere USD 300.000 millones durante la próxima década

Cada día se conocen nuevos proyectos de hidrógeno verde a lo largo y ancho del planeta. Durante la próxima década se necesitarán inversiones por 300.000 millones de dólares, según un informe de Natixis. Por tanto, el gran reto es cómo conseguir todo este dinero.

Por: RAMÓN ROCA

19 de marzo de 2021.   Según la entidad financiera, el hidrógeno verde se encuentra en fase de despegue y ya se percibe como una de las grandes soluciones para la descarbonización de las economías.

“Para 2030 se invertirán unos 300.000 millones de dólares en todo el sector, no solo para desplegar lo que sigue siendo una cadena de valor embrionaria, sino también para lograr economías de escala que reduzcan los costos en toda esta cadena, desde la producción de hidrógeno hasta sus usos finales en los sectores industrial, de movilidad y energético. Solo una parte de los 300 mil millones será financiada por el sector público, con 70 mil millones de dólares anunciados hasta la fecha, lo que subraya la magnitud del desafío que enfrenta el sector… y las finanzas privadas”, señala Natixis en el informe.

Lejos de ser un conjunto homogéneo, el sector del hidrógeno, en particular el hidrógeno verde, constituye una vasta cadena de valor en la encrucijada de tres sectores (industria, movilidad y energía), que aglutina tres grandes líneas de negocio (fabricación de equipos upstream y downstream, producción de hidrógeno e infraestructuras para usos finales de hidrógeno), cada una con sus propios desafíos y un perfil de riesgo específico.

Estas características presentan un doble desafío para que el sector financiero participe en el despegue del hidrógeno verde:

1. Desarrollar instrumentos con características adaptadas a los desafíos y niveles de riesgo de los activos/entidades financiados a lo largo de la cadena de valor, y

2. Replicar siempre que sea posible a lo largo de esta cadena los mecanismos de financiamiento más rentables ya desplegados masivamente en otros sectores de actividad, aprovechando tanto los modelos de negocio incipientes como los mecanismos de apoyo público.

En este sentido, Natixis cree que el ejemplo reciente proporcionado por el despliegue de energías renovables ofrece una buena ilustración del papel como disparador que juega la financiación privada (a través de préstamos basados ​​en activos) en la configuración de una industria que era tecnológicamente inmadura al principio, pero en recepción de ayudas públicas en diversas formas.

Si se quiere que el hidrógeno triunfe como lo han hecho otras tecnologías como la eólica o la fotovoltaica serán necesarias líneas de ayudas, ya sea con primas u otros mecanismos.

“En el caso del hidrógeno verde, son en gran parte las autoridades públicas las que proporcionarán las palancas para la creciente participación de las finanzas privadas en la mayoría de edad del sector: desarrollo a iniciativa de las autoridades locales de núcleos territoriales que concentren los usos finales del hidrógeno en la movilidad y la industria, iniciar las primas a los electrolizadores, mecanismos de apoyo directo e indirecto para estimular la demanda de hidrógeno verde en los sectores industrial y de movilidad, etcétera”, explica el informe.

Natixis señala que estos mecanismos, aún incipientes, podrían, en el tiempo y bajo ciertas condiciones, apoyar el despliegue dentro del sector del hidrógeno de financiamiento basado en la calidad crediticia de los mismos activos que se financian: instrumentos de deuda senior garantizados para la electrólisis verde y ecosistemas centrados en el hidrógeno, estimulado mediante iniciativas públicas, financiación mediante arrendamiento por uso de equipos propulsados ​​por hidrógeno proporcionados por los proveedores, en última instancia por los bancos comerciales.

Con el tiempo, la maduración de los mecanismos de financiación que acompañen la viabilidad comercial del sector del hidrógeno permitiría la participación de una amplia gama de actores del sector financiero: bancos comerciales, inversores institucionales como fondos de infraestructura y aseguradoras.

Tomado de: elperiodicodelaenergia.com

Hidrógeno a partir de carbón

Australia producirá hidrógeno a partir del carbón

Un consorcio australiano-japonés comenzó a producir hidrógeno usando carbón como parte de un plan piloto en el sur de Australia, valorado en 389 millones de dólares, con miras a exportar hidrógeno licuado al resto del mundo.

15 de marzo de 2021.   El proyecto Cadena de Suministro de Energía de Hidrógeno (HESC, por su sigla en inglés), que se desarrolla en el Valle Latrobe, en el sureño estado de Victoria, busca crear la primera cadena de suministro mundial de hidrógeno licuado para su venta al exterior.

El plan “busca usar lignito (un carbón mineral) con tecnología de captura y almacenamiento de carbono para producir hidrógeno limpio, el cual puede usarse para proveer mucha de la energía que Japón, Australia y el resto del mundo necesitan”, dijo en un comunicado el ministro de Recursos y Agua, Keith Pitt.

El hidrógeno limpio del HESC también contribuirá a reducir las emisiones globales de CO2 en 1,8 millones de toneladas al año (lo que equivale a la emisión de unos 350.000 coches de gasolina), según el portal del proyecto.

El gobierno australiano calcula que un proyecto HESC a escala comercial podría producir hasta 225.000 toneladas de hidrógeno limpio al año con captura y almacenamiento de carbono, así como más de 8.555 millones se dólares de PIB para 2050.

Australia, el mayor exportador del mundo de carbón y considerado uno de los países más contaminantes si se consideran sus ventas al exterior de combustible fósiles, espera que este proyecto ayude a desarrollar mercados más ecológicos para su carbón y gas.

“El proyecto HESC demuestra el valor del enfoque australiano basado en la tecnología para reducir las emisiones y el papel destacado que el hidrógeno podría desempeñar en nuestro futuro”, destacó el ministro de Energía y Reducción de Emisiones, Angus Taylor, en un comunicado.

El proyecto financiado parcialmente por el gobierno federal australiano y el gobierno del estado de Victoria, es coordinado por el consorcio Engineering Australia (HEA), que agrupa a KHI, J-POWER, Iwatani, Marubeni, AGL y Sumitomo.

Tomado de: Elperidodicodelaenergía.com

Hidrógeno: expectativas crecientes y posibles obstáculos

El hidrógeno, que hasta ahora había pasado a un segundo plano en la narrativa de la transición energética, se ha visto cada vez más anunciado como el eslabón perdido para alcanzar la neutralidad de carbono. Aunque el mundo de la energía ha pasado por fases anteriores de entusiasmo por el hidrógeno, el ciclo actual está atrayendo un interés sin precedentes.

Por: ANDREA VALENTINI

26 de enero de 2021.   Junto con el hidrógeno, la búsqueda de portadores de hidrógeno adecuados puso de relieve al amoníaco, un producto que hasta hace poco estaba relegado a los remansos del mundo de los productos básicos, dado que se promociona como una opción competitiva como portador de hidrógeno. 

El amoníaco verde producido por fuentes renovables está recibiendo una exposición significativa como combustible alternativo potencial en los principales medios de comunicación y aparece explícitamente en los planes de energía a largo plazo de varios gobiernos, más recientemente en el plan de cero emisiones netas de Japón para 2050.

A pesar de la exageración, abundan las preguntas sobre la viabilidad de una economía del hidrógeno, especialmente en la escala prevista por las optimistas hojas de ruta del gobierno y por los proyectos más ambiciosos en este sector. Están surgiendo proyectos de miles de millones de dólares que reclaman la capacidad futura de cambiar los patrones energéticos actuales.

Pero actualmente se basan en tecnologías que aún no pueden respaldar la producción de hidrógeno verde a costos competitivos en comparación con las fuentes de energía de la competencia y, al mismo tiempo, planean abordar una demanda futura puramente hipotética. También debe tenerse en cuenta que las tecnologías alternativas en algunos de los usos finales potenciales del hidrógeno, en particular la tecnología de vehículos eléctricos, también se han vuelto cada vez más competitivas, lo que complica aún más el potencial de penetración del hidrógeno.

En la mayoría de los casos, el apoyo gubernamental tan necesario para poner en marcha este mercado solo existe en papel, y casi todos los marcos regulatorios necesarios para el posible mercado del hidrógeno tal vez falten años para su implementación. Estos incluyen subsidios, regulaciones y certificaciones y mercados transparentes de créditos de carbono, tanto obligatorios como voluntarios.

Se necesitarán regulaciones para evitar las fugas de carbono, lo cual es probable si el amoníaco “marrón” que emite carbono se usa como una solución provisional como combustible en sectores como el transporte marítimo y la generación de energía.

Se necesitarán certificaciones para evitar credenciales ecológicas dudosas y proporcionar una definición de hidrógeno y amoníaco verdaderamente ecológicos. Sin subsidios directos, un mercado de carbono eficiente será esencial para la viabilidad financiera de la mayoría de los proyectos de hidrógeno verde dados los costos de producción esperados de esta tecnología en comparación con las fuentes de energía existentes.

Es el caso de un mercado que no existirá sin inversión y una inversión que no se materializará sin mercado. Pero el mero tamaño de las inversiones planificadas y las promesas hechas por varias economías desarrolladas sugiere que las ruedas de la economía del hidrógeno están en movimiento.

Existe una creciente conciencia de que el hidrógeno podría convertirse en un instrumento importante en el camino hacia la descarbonización. En este contexto, una vez que todos los impulsores tecnológicos, financieros y regulatorios estén en su lugar, no es descabellado esperar que el hidrógeno se vuelva gradualmente más competitivo y gane una participación creciente en el mercado, con el amoníaco posiblemente jugando un papel en el suministro de hidrógeno.

Proyectos de amoníaco verde

Junto con el hidrógeno, el interés por el amoníaco verde como portador de hidrógeno también creció en 2020, especialmente para las inversiones orientadas a la exportación. En esta revisión del mercado de hidrógeno verde / amoníaco, presentamos nuestro rastreador de proyectos de amoníaco verde, que actualmente incluye alrededor de 20 proyectos a nivel mundial con una capacidad potencial de más de 15 millones de toneladas anuales. El Asian Renewable Energy Hub (AREH) en Australia solo representa casi 10 millones de toneladas anuales.

Los proyectos incluyen tanto plantas piloto con capacidad por debajo de 100.000 t / año como megaproyectos con capacidad superior a 1 millón de t / año. Aunque casi ninguno de estos proyectos ha alcanzado la etapa final de decisión de inversión todavía, la fecha de inicio prevista de los proyectos más grandes es 2025 y más allá, generalmente con un enfoque por fases.

Los proyectos que tienen como objetivo el amoníaco verde como un producto derivado del hidrógeno se han centrado hasta ahora en cuatro regiones: Australia, Oriente Medio, Chile y Europa. Esto se debe a la convergencia de la experiencia existente en energías renovables con un área de demanda sustancial de nitrógeno y/o hidrógeno, o al potencial de exportaciones de hidrógeno / amoníaco.

Arabia Saudita y Australia apuntan a los mercados de exportación de Europa y Japón, respectivamente. Europa enfrenta un mandato de carbono neto cero con objetivos agresivos para 2030 y 2050 que apunta a eliminar el metano como combustible para la calefacción y la generación de energía, así como su uso como materia prima. Chile combina el potencial de generación solar y un sumidero existente para el amoníaco utilizado para la producción de explosivos.

El más ambicioso de estos proyectos es Neom en Arabia Saudita en el que se están invirtiendo 5 mil millones de dólares en alrededor de 1,2 millones de toneladas anuales de producción de amoníaco verde, así como en el AREH de Australia. Ambos incluyen nueva inversión en generación solar y eólica a escala GW, la correspondiente capacidad de electrólisis, así como síntesis de amoniaco.

Este modelo de inversión definitivamente se puede llamar amoníaco “verde”, ya que no enfrenta ningún problema de “adicionalidad”: el impacto causado por vincular un nuevo electrolizador con un requerimiento significativo de energía a la capacidad de generación renovable existente, lo que podría causar un aumento en el carbono neto.

A pesar del auge de los anuncios de proyectos en 2020, es demasiado pronto para predecir el alcance del papel del amoníaco en la posible futura cadena de suministro de hidrógeno. Es seguro asumir que no todos estos proyectos tendrán éxito. La carrera por el financiamiento se ganará mediante una combinación de marcos regulatorios favorables, una economía de proyectos competitiva y vías claras hacia la demanda posterior.

Fuente: Argus Consulting

El gobierno de Canadá lanza la Estrategia de Hidrógeno

Algunos visualizan al hidrógeno como un medio para almacenar energía de fuentes renovables intermitentes, y otros lo ven como una forma para que los productores de combustibles fósiles encuentren un mercado para las reservas de gas natural que, de otra manera, corren el riesgo de convertirse en activos varados.  

21 de enero de 2021.   Los gobiernos de Europa y Japón tienen grandes planes para subsidiar la tecnología del hidrógeno. Ahora Canadá, un importante productor de petróleo, ha lanzado la Estrategia de Hidrógeno para Canadá, un marco ambicioso que busca posicionar al país norteamericano como líder mundial en hidrógeno.

La estrategia está respaldada por una inversión federal de 1.5oo millones de dólares destinada a aumentar la producción y el uso de “combustibles con bajo contenido de carbono”, incluido el hidrógeno. 

Según el anuncio oficial del gobierno, “el hidrógeno con bajas emisiones de carbono y cero emisiones tiene el potencial de reducir nuestras emisiones anuales de gases de efecto invernadero en hasta 45 millones de toneladas métricas al año en 2030 y podría crear hasta 350.000 nuevos puestos de trabajo en Canadá para 2050.”

La estrategia está diseñada para estimular la inversión y las asociaciones para establecer a Canadá como un proveedor mundial de hidrógeno y aumentar la producción nacional. Se espera que la Norma de Combustible Limpio del país , que incentiva el desarrollo y la adopción de “combustibles limpios”, complemente la Estrategia de Hidrógeno.

La Estrategia es el resultado de tres años de investigación y análisis, con aportes de 1.500 expertos y partes interesadas de la industria, el gobierno y el mundo académico.

“Canadá está bien posicionado para estar entre los líderes mundiales en producción de hidrógeno, lo que ayudará a crear miles de puestos de trabajo, hacer crecer nuestra economía, reducir la contaminación y poner a Canadá en el camino de superar nuestro objetivo del Acuerdo de París 2030″, dijo Jonathan Wilkinson, ministro de Medio Ambiente y Cambio Climático.

Fuente: Gobierno de Canadá

Prueban tecnología para llevar hidrógeno por tuberías de gas

Mientras el hidrógeno limpio gana reconocimiento como el combustible libre de carbono capaz de contribuir significativamente a enfrentar el cambio climático, Southern California Gas Co. (SoCalGas) probará una nueva tecnología que puede separar y comprimir simultáneamente hidrógeno de una mezcla de hidrógeno y gas natural.

14 de enero de 2021.   La novedosa tecnología permitiría transportar el hidrógeno de manera fácil y asequible a través de los sistemas de tuberías de gas natural, y luego extraerlo y comprimirlo en las estaciones de servicio que suministran hidrógeno para vehículos de pila de combustible.

Creada por HyET Hydrogen, con sede en los Países Bajos, la tecnología está diseñada para entregar hidrógeno puro altamente comprimido dondequiera que exista un sistema de distribución de gas. Se prevé que el proyecto comience en marzo en el Centro de Análisis de Ingeniería de SoCalGas en Pico Rivera, California, y su finalización se espera para el tercer trimestre de 2021.

SoCalGas también anunció un programa para estudiar la mezcla de hidrógeno en tuberías de gas natural. Si los reguladores lo aprueban, el programa sería el primer paso hacia el establecimiento de un estándar estatal para inyectar hidrógeno en la red de gas natural.

“Esta tecnología innovadora podría cambiar las reglas del juego, permitiendo que el hidrógeno se distribuya donde sea necesario utilizando la red de gas natural. A medida que aumenta la demanda de vehículos de cero emisiones, como los autos de pila de combustible, California necesitará miles de estaciones de servicio de hidrógeno más, y esta tecnología puede ayudar a que eso sea posible”, dijo Neil Navin, vicepresidente de innovaciones de energía limpia en SoCalGas.

“Estamos muy contentos de implementar nuestra tecnología más en colaboración con SoCalGas. Nuestro sistema de separación de gas está diseñado para permitir que el hidrógeno se transporte a través de largas distancias de manera asequible utilizando gasoductos existentes. Con esta tecnología, el hidrógeno puede convertirse en un combustible de uso común para el transporte, aplicaciones industriales y más”, dijo Alexis Dubois, director de HyET Hydrogen USA.

“El hidrógeno será una parte importante de nuestro futuro de energía limpia y nuevas tecnologías como esta allanarán el camino para el transporte de cero emisiones en California. Estoy luchando para lograr inversiones tanto en infraestructura de hidrógeno como en programas de transporte limpio en la Legislatura estatal y continuaré haciéndolo. Estoy contento de que la prueba de esta innovación de vanguardia se realice en el Distrito 32 del Senado y espero continuar trabajando con SoCalGas para alcanzar nuestros objetivos de energía limpia”, dijo el Senador Bob Archuleta (D-Pico Rivera).

La nueva tecnología, llamada Purificación y Compresión Electroquímica de Hidrógeno (EHPC), funciona aplicando una corriente eléctrica a través de una membrana selectiva de hidrógeno para permitir que solo el hidrógeno lo penetre mientras bloquea los componentes del gas natural. La aplicación continua de la corriente eléctrica se acumula y presuriza el hidrógeno.

Para probar la tecnología, SoCalGas mezclará hidrógeno, en concentraciones de 3 a 15%, con metano, el componente principal del gas natural. Luego, esa mezcla de gases se inyectará a través de un sistema de de tubería de gas natural simulado en el sistema EHPC para extraer y comprimir continuamente el hidrógeno a una velocidad de 10 kg por día.

Las pruebas de SoCalGas proporcionarán datos de rendimiento que permitirán el ajuste fino y la optimización del sistema EHPC para acelerar la ampliación de la tecnología. En los próximos dos años, se espera que la tecnología EHPC se extienda para producir 100 kg de hidrógeno al día o más a partir de un solo sistema EHPC, suficiente para cargar 20 vehículos de celda de combustible.

Fuente: SoCalGas

Colombia y Chile le apuestan al hidrógeno

Colombia y Chile, líderes del hidrógeno en América Latina

Ambos países cuentan con gran potencial para consolidar un mercado de exportación de hidrógeno hacia otros continentes. Colombia avanza en la construcción de la hoja de ruta para la generación de energía a partir del hidrógeno.

11 de diciembre de 2020.   En el marco de la visita que adelanta el presidente de la República Iván Duque a Chile, el ministro de Energía de Colombia, Diego Mesa, se reunió con su homólogo, Juan Carlos Jobet, con el fin de unificar esfuerzos para la incorporación del hidrógeno como energético limpio en América Latina, continuando la senda de transición energética.

“Tenemos un gran potencial para sumar acciones que contribuyan a la consolidación de un mercado competitivo de exportación de hidrógeno hacia otros continentes, donde los dos países se posicionen como productores a gran escala de este energético”, expresó el ministro de Minas y Energía de Colombia, Diego Mesa.

Actualmente, Colombia trabaja en la construcción de una hoja de ruta para el despliegue de la generación de energía a partir de hidrógeno, así como en la determinación de los potenciales a nivel nacional para el aprovechamiento de este recurso. Esto, teniendo en cuenta el aporte que este combustible podría tener en la transición energética y las proyecciones favorables de crecimiento de la demanda global de energía suministrada con hidrógeno en distintos sectores de la economía.

Esta hoja de ruta tiene como objetivo definir un plan a 10 años para establecer una economía del hidrógeno, evaluando las posibles fuentes de hidrógeno verde y azul en el país, las oportunidades de mercado en diferentes segmentos y las posibilidades de exportación.

En esta misma línea, la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) y el Ministerio de Ciencias de Colombia están adelantando un estudio que tiene como objetivo desarrollar un modelo del sistema energético para evaluar escenarios hacia la economía del hidrógeno verde y azul y su impacto sobre la disminución de emisiones de CO2 al 2050. El estudio contempla una perspectiva tecnológica para la producción de hidrógeno azul y verde, una evaluación de escenarios y un análisis de política pública.

Colombia y Chile  cuentan con oportunidades de cooperación en materia de conocimiento adquirido en el desarrollo de dicha hoja de ruta para la incorporación de este energético, la creación de vínculos de información sobre las oportunidades de proyectos piloto y las oportunidades de mercado para los subproductos.

Nuestro país, además, cuenta con un potencial de generación renovable de talla mundial. Las velocidades del viento en La Guajira son el doble del promedio mundial, y en términos de energía solar, la radiación solar en este departamento es 60% mayor al promedio mundial. Asimismo, se ubica entre los 10 países que concentran el 46% de la oferta hídrica, recurso que genera el 70% de la energía que se consume actualmente en el país andino.

Finalmente, los ministros de Energía de Colombia y Chile dialogaron sobre temas como la incorporación de energías renovables en ambos países, la movilidad sostenible y los avances del cumplimiento de la meta colectiva de llegar con un 70% de la matriz de generación eléctrica de América Latina con fuentes de energía renovable para el año 2030.

Fuente: Minenergía.

Alianza de H2 incorporará mil buses de pila de combustible en Europa

El Consorcio H2Bus anunció un acuerdo con Wrightbus para el suministro de autobuses de pila de combustible de hidrógeno en Europa. El consorcio está ahora en camino de poner en marcha 1.000 buses a hidrógeno, junto con la correspondiente infraestructura de apoyo, en ciudades europeas a precios comercialmente competitivos.

16 de septiembre de 2020.   Wrightbus ingresará al mercado europeo con un modelo de bus de un piso y cero emisiones líder en el mundo, respaldado por un paquete de mantenimiento. Esta nueva oferta es la opción disponible más rentable y realmente sin emisiones, con un precio de vehículo por debajo de los 375.000 euros después de la financiación, un precio del hidrógeno entre 5 y 7 euros por kilogramo y un coste de servicio de entre 0,25 y 0,35 euros por kilómetro, según el operador y los requisitos de la ruta.

La ventaja de cero emisiones del tubo de escape de la operación del bus se complementará con la producción de hidrógeno sin emisiones a partir de fuentes de energía renovables, lo que dará como resultado una solución de transporte libre de emisiones según el análisis “well-to-wheel”.

“Estamos liderando el camino con el primer bus a hidrógeno y, junto con el Consorcio H2Bus, podemos mostrarle al Reino Unido, a Europa y al resto del mundo lo que tenemos para ofrecer. Este acuerdo entregará cientos de buses de pila de combustible de hidrógeno a un mercado europeo más amplio, proporcionando un mayor alcance, una elogiada capacidad operativa y un menor costo para los operadores en comparación con un bus eléctrico equivalente. El transporte público se está transformando a raíz de la pandemia del coronavirus con un gran enfoque en las emisiones cero, por lo que nos sentimos privilegiados de estar a la vanguardia de esta revolución junto con los demás miembros del consorcio”, dijo Buta Atwal, CEO de Wrightbus.

Jacob Krogsgaard, CEO de Everfuel, también comentó: “Estamos entusiasmados de trabajar con Wrightbus para cumplir con la meta del Consorcio H2Bus de ofrecer los buses de pila de combustible más baratos y de emisiones realmente cero en Europa. A través de nuestros proveedores de buses (Wrightbus), de cilindros de hidrógeno y módulos de distribución (Hexagon), de pilas de combustible de hidrógeno (Ballard), y de estaciones de servicio y electrolizadores (Nel), el consorcio lleva la experiencia en ingeniería europea a nuestras calles. Esto creará y garantizará puestos de trabajo altamente cualificados para la próxima generación de tecnología de transporte y soluciones de combustible en Europa”.

La primera fase del proyecto, que totaliza 600 buses, cuenta con el apoyo de 40 millones de euros del Mecanismo Conectar Europa (CEF) de la UE. La financiación permitirá la puesta en operación de 200 buses de pila de combustible de hidrógeno e infraestructura de apoyo en Dinamarca, Letonia y el Reino Unido para 2023. Paralelamente, el Consorcio H2Bus seguirá activo en otros clústeres de Europa para alcanzar la implementación prevista de 1.000 buses.

Fuente: H2Bus